Es trabajadora del Ministerio de Seguridad, "Me pareció una buena idea poder donar plasma para brindarle ayuda a otra persona", dijo.


Tras la situación epidemiológica en la que se encuentra el país y el mundo, ninguno de los que son esenciales, como lo son trabajadores de Seguridad y Salud, están exentos a contraer el COVID-19.

Nahir Echave es una joven de 24 años que se encuentra trabajando como Directora General de Recursos Humanos en el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Cruz y el 25 de julio se enteró que era COVID-19 positivo y luego de todo su pesar, decidió ser donante de plasma para salvar otras vidas.

“Yo me encontraba aislada por prevención y después de dos días, luego de enterarme que mi primo era positivo, empecé a tener dolor de cabeza, garganta y cuerpo. Luego me agarró congestión por las noches y llamé al 107 donde me tomaron los datos y al otro día fueron a hacerme el hisopado a mi casa”, indicó Echave.

Respecto al procedimiento de hisopado, contó: “Vinieron en una ambulancia con todos los trajes, lentes, barbijo, máscara y guantes. Me hicieron llenar una planilla con mis datos, sacaron un tubo que contenía un hisopo y lo realizó.

Tardaron alrededor de 48 horas en avisarme que era positivo y me explicaron las medidas a tener en cuenta, la verdad que estoy muy agradecida de la atención que tuvieron con mi situación”.

El 5 de agosto Nahir recibió el alta definitiva luego de estar 20 días aislada y tomó una decisión ejemplar para toda la comunidad que fue la de donar plasma. “Siempre dije, yo no elegí tener coronavirus, me contagié y surgió la posibilidad de ayudar a alguien con una enfermedad que ya tuve. Me pareció una buena idea poder donar plasma para brindarle ayuda a otra persona, si puedo ayudar a alguien con mi plasma, soy feliz”, expresó.

La donación de plasma depende de cada sistema inmunológico que genera o no los anticuerpos necesarios ante esta patología, no toda persona que haya contraído el virus puede ser donante, “yo tenía miedo de no poder donar, el médico me explicó que muchas veces las personas que tenían síntomas leves o asintomáticos no podían donar porque el cuerpo no generaba los anticuerpos necesarios”, resaltó Nahir.

Haciendo referencia al procedimiento de extracción de plasma la joven contó que se debió realizar estudios de sangre para saber si podría realizarlo, “El proceso de extracción consiste en tres etapas, la primera es donde extraen la sangre, la máquina divide el plasma de la sangre es la segunda y el procedimiento finaliza cuando te vuelven a insertar tu sangre con un poco de solución que reemplaza lo que extraen y tiene una duración de una hora y media”, aseguró.

Nahir se ofreció dos veces ya para donar plasma y en cada una de las extracciones brindó 600 mililitros, hoy debe realizarse nuevamente un estudio para donar por tercera vez y le pidió a la sociedad: “Hay que tener conciencia porque esto es algo que estamos sufriendo a nivel mundial, hay que animarse a donar plasma y perder el miedo, esto es para ayudar a alguien que está atravesando un momento complicado”.

Cabe recordar que, desde el Gobierno de Santa Cruz a través del Ministerio de Seguridad, se continúa trabajando arduamente en combatir la situación epidemiológica actual y en concientizar a la comunidad de la importancia que tiene la donación de plasma.




Comentarios