Este 11 de septiembre, en el Día del Maestro, es la presentación de Papelitos de colores", de Verónica Lamberti.


En todos los rincones del pais este 11 de septiembre se realizan homenajes por el Dia del maestro. Piedra Buena, no es ajena ni es una excepción, salvo que tendrá una particularidad. Se presentará el libro “Papelitos de colores, un homenaje a la docente Jesica Minaglia, docente asesinada por su expareja.

El libro se presentará este viernes 11 de septiembre, a través de la fan page “Editorial Zorro Colorado” en Facebook. También, podrá ser visto en vivo, a partir de las 14:00 horas, en www.laopinionaustral.com.ar y escucharse en Radio LU12 AM680.

Estará disponible online para todos en formato audio-cuento. Será repartido gratuitamente a toda la comunidad educativa de Piedra Buena. “Un regalo y homenaje”, dijo su escritora Verónica Lamberti.

Jesica “¿Cómo están?, ¿qué hicieron el fin de semana?”. Eran dos clásicas preguntas de Jesica Minaglia para acercarse a los niños, reforzar ese vínculo maestra-alumno y también saber -verdaderamente – cómo estaban. “Si pudiera me los llevaría a todos a mi casa”, recuerda -con añoranza- Jésica Rovira, una gran amiga y compañera de trabajo. No tenía un día malo en la escuelita. Siempre estaba alegre y contagiaba al resto. Así era Jesica, la “hija del pueblo”.

Piedra buena Jesica Minaglia

La fecha escogida no fue una coincidencia.

“Mi forma de materializar el dolor fue a través de la escritura”, dijo la escritora santacruceña por adopción. La motivó una charla telefónica con Mónica, una docente jubilada de Caleta Olivia, ella “estaba muy preocupada por cómo estaban sobrellevando en Piedra Buena esta situación”.

Nunca conoció a la maestra a quien le dedicó un libro. “No tenía ningún vínculo con Jesi, pero me siento identificada con ella… soy maestra, madre e hija”, sostuvo.

Lectura a “LA MAESTRA DEL PUEBLO”.

“La fecha de presentación fue elegida justamente como un día para honrar, no sólo a los docentes sino en especial a Jesica, para recordarla y también ver que en la sociedad suceden estas cosas que son realmente inexplicables”, añadió en referencia al femicidio.

Ofreció “Papelitos de Colores” a Alejandra Montiel, directora de la EPP N° 93 -ex Escuelita del Río- “una historia para niños y niñas que no pudieron despedir a su maestra”.

Luego ella la contactó con Viviana Miranda, profesora de arte de la escuela -nacida en Río Gallegos- y muy amiga de Jesica. Ella se encargó de las ilustraciones del libro que denotan la calidez y el trato amoroso que tenía Jesica con sus alumnos.

Cuando ya tenían todo, faltaba la edición. Para eso contactaron a Mauricio Rebolledo, de Editorial Zorro Colorado, pero “no quedó todo ahí”, destacó Verónica y contó: “Se trabajó a partir de una iniciativa del editor en convocar a Lorena Pérez, para la narración y musicalización del cuento con “La Novena” de El Chaltén”. También, se sumó Mirian Innocenzi con el lenguaje de señas y colaboró la imprenta Servigraf.

“Se tornó en un gran trabajo que lo fuimos sobrellevando entre todos y, a su vez, con mucha sensibilidad. Nos fuimos acompañando y transformando algo tan triste en un recuerdo para Jesi”, analizó.

“Cuando tengan en sus manos el libro o lo puedan escuchar, van a encontrar el sentido de la historia. Hacer este libro fue un gran esfuerzo económico del cual participaron muchos docentes colaborando. Fue un trabajo comunitario. Varias ramas del arte unidas y personas comprometidas con hacer realidad esta historia de ‘Papelitos de Colores’”, cerró Lamberti.

La mala noticia

La noticia del fallecimiento de una mujer trascendió en Piedra Buena. En grupos de WhatsApp de docentes de Santa Cruz ya circulaba la terrible noticia: Jesica Minaglia fue encontrada muerta en su casa. Cayó como un cimbronazo en el pueblo, que tiene menos de 10 mil habitantes.

“No lo puedo creer”. “Tiene que ser mentira”. Los mensajes entre maestras y maestros de la ciudad y la provincia eran de desconcierto, bronca y tristeza. Los más cercanos a Jesi, ya habían posado sus sospechas en su expareja, el cabo de policía Pablo Núñez. Tenían razón. La noche anterior, él la mató golpeándola por la espalda. No pudo superar la separación y que ella fuera feliz sin él.

“Nos sacudió hasta lo más profundo”, dijo este jueves la escritora y docente Verónica Lamberti. Entrerriana, pero que hace 20 años vive en Santa Cruz, y hoy presenta su libro “Papelitos de colores”, que escribió en memoria de Jesica Minaglia.

(Fuente opinión austral)




Comentarios