Este fin de semana, un nuevo femicidio sacudió a Córdoba, y, principalmente a Río Cuarto. Ariel Nicolás Torres (24) asesinó de un tiro en la cabeza a Lara Gigena (21), cuando estaba en la casa de sus amigos. Este lunes, familiares, amigos y organizaciones se manifestaron frente al nuevo edificio de Tribunales para pedir justicia.

El fallecimiento de Lara fue instantáneo. Mientras que el acusado huyó del lugar hasta que fue entregado por su hermana. Ahora, permanece detenido en la alcaidía de la Departamental Río Cuarto hasta que se tomen testimonios y pase a la cárcel. Está imputado por homicidio agravado por violencia de género, por el vínculo y por el uso de arma de fuego.

familiares de Lara Gigena marcharon para pedir justicia. Los familiares se movilizaron este mediodía hacia Tribunales. Río Cuarto Tomy Fragueiro

“Era una chica muy divertida, muy alegre, alta amiga. Con el chico que la mató, estuvo un año. Me enteré que fue a la fiesta directamente a matarla, a aniquilarla. Dicen que él ya le había tirado unos tiros al aire frente a la casa y le había pegado, por eso le dijo a la madre que si le pasaba algo era él”, dijo el cuñado de la víctima a La Voz.

El testimonio de la familia

Tras el hecho, la Policía secuestró un revólver calibre 38 con el que se habría cometido el hecho. Versiones familiares dan cuenta de que Torres ya le había pegado un culatazo con la misma arma, otra vez le habría hecho perder un bebé a golpes, y hace poco tiempo, había tirado tiros enfrente de la casa.

familiares de Lara Gigena marcharon para pedir justicia. Los familiares se movilizaron este mediodía hacia Tribunales. Río Cuarto Tomy Fragueiro

“Ella le tenía miedo. Ella me contaba a mí que era violento. Ya lo había dejado a él, pero él la amenazaba. Ella no sabía qué hacer. Yo no pude hacer nada. También una vez denuncié a mi pareja tres veces y nadie hizo nada. Las chicas policía que me tomaron la exposición en Banda Norte, me dijeron que por qué no me di cuenta que me iba a pasar, como que me echaban la culpa de todo”, contó una amiga de la víctima.

En tanto, tíos de la víctima expresaban: “Yo lo conozco a él, trabajó conmigo. Pero no me enteré nunca de que él le había pegado porque aparentaba bueno. Tenía doble cara. Hasta en el Facebook sale que puso: nací para cuidar a la mujer, no para violarla ni matarla”.

Lara tenía dos hijos de una pareja anterior que actualmente están a cargo de su madre, su papá tiene problemas de salud. La familia es de condición muy humilde.

Córdoba suma 12 femicidios en 11 meses

Con el caso de Lara, Córdoba registra 12 femicidios en lo que va del año, que se suman a una larga lista de mujeres que esperan justicia, desde Nora Dalmasso hasta Mónica Ordoñez, en Río Cuarto.

familiares de Lara Gigena marcharon para pedir justicia. Los familiares se movilizaron este mediodía hacia Tribunales. Río Cuarto Tomy Fragueiro

Soledad, hermana de Mónica, se hizo presente en la movilización para pedir justicia por su hermana, para que el caso sea calificado como femicidio. Recordó que el fiscal Moine tuvo detenidos a dos indigentes que no tenían nada que ver con el hecho, y que demoró varios meses para obtener los perfiles de ADN que permitieron descartar que la pareja de Mónica o los dos primeros detenidos hubieran tenido relación con la víctima.

Soledad está convencida de que el padre de Mónica abusaba de ella y no es ajeno al asesinato. El hombre tenía a su cargo a la víctima. Ella padecía esquizofrenia y él le daba la medicación. Según la hermana, un día antes del hecho, Mónica fue a pedir que Deovaldo Ordoñez deje de ser su tutor. No descarta que haya otro involucrado en el crimen.

Respecto al caso de Lara, compartió: “Sé que tienen dolor, pero el único camino para quienes hemos perdido a alguien es aferrarnos a las chicas de #Niunamenos y reclamar para que investiguen, porque pasan los meses y nada. No tienen plata para todos los ADN y se cubren entre ellos, demoran y mienten”.