El Concejo Deliberante de Río Cuarto aprobó, este jueves, el cupo laboral trans. La ordenanza fue presentada por la Mesa de la Diversidad en ocho oportunidades, en diferentes gestiones de gobierno y recién se trató tras la aprobación de la Ley nacional 27.636 de cupo trans.

//Mirá también: Córdoba: cuatro municipios son pioneros en el cupo laboral trans

“Este día no es como todos, es el día que tanto esperábamos, el día en que el Estado nos nombrara, nos visibilizara, y generara políticas públicas, para nosotras y nosotros. Hoy me siento ciudadana, que damos un pasito en el camino de la igualdad de derechos y oportunidades”, expresó Sheila Bravo, al celebrar la aprobación.

De esta manera, la ordenanza establece que la administración central y descentralizada municipal, el Concejo Deliberante y la defensoría del Pueblo, debe tener “al menos” un uno por ciento de sus cargos ocupados por personas travestis, transexuales o transgénero.

//Mirá también: Se aprobó el cupo laboral trans del en Villa María

Mariela Gatica, concejal de Hacemos por Córdoba y presidenta de la comisión de Género, Diversidad, Niñez y Adolescencia y Familia, precisó que “como mínimo el primer año el municipio debe incorporar el 50 por ciento de lo previsto por la ordenanza (uno por ciento del personal) y al año siguiente, el resto. Si bien no tenemos la cifra oficial de Recursos Humanos, se estima que en dos años serían aproximadamente unas 12 personas trans ocupadas”.

Gatica explicó que, tras considerar antecedentes jurídicos en la materia y la vulnerabilidad del colectivo, se decidió que “para el empleo no se tendrá en cuenta la terminalidad educativa ni los antecedentes contravencionales ni penales, salvo que sean relevantes para el cargo”.

//Mirá también: “Soy orgullosamente trans y estoy feliz”, la reacción de una adolescente cordobesa al cupo laboral

La ordenanza aprobada también dispone promover acciones para la sensibilización con perspectiva de género y de diversidad sexual, en ámbitos laborales municipales, para una efectiva integración; la creación de un programa de capacitación en oficios con microcréditos productivos y el fomento de la incorporación trans en el empleo privado y el cooperativismo.