Se cumplen los 15 años del asesinato de Nora Dalmasso, crimen que sigue sin respuestas y que tiene un proceso que debía atenderse tras el regreso de la feria judicial de invierno en los Tribunales de Río Cuarto pero tiene fecha tentativa de marzo o abril de 2022.

Así las cosas, se espera que se sorteen los jurados populares que participarán en el tribunal donde tienen que juzgar al marido de la víctima, Marcelo Macarrón, único imputado como autor presunto del delito de homicidio por promesa remunerativa agravado por el vínculo.

En tal sentido, fuentes de los Tribunales riocuartenses consignaron al diario cordobés La Voz que la Cámara del Crimen número 2 habría resuelto hacer el sorteo de jurados populares en febrero de 2022.

En tanto, para otros eventuales acusados la causa prescribirá mañana viernes 26 de noviembre, cuando se cumplirán los 15 años de este crimen que marcó un escándalo que también salpicó la política de Córdoba.

La acusación

Para el fiscal Luis Pizarro, Macarrón y sus eventuales cómplices, que nunca han sido identificados, contrataron a uno o dos sicarios que esperaron a Nora Dalmasso en su casa en la madrugada del 25 de noviembre de 2006, la estrangularon y simularon una escena sexual, para desviar la investigación.

Todo ocurrió el mismo fin de semana en que Macarrón se encontraba jugando al golf con amigos en la República Oriental del Uruguay, hecho que el fiscal interpreta como una simple y llana coartada: “Marcelo Macarrón, con distintas personas, acordó dar muerte a su esposa y las motivaciones para la fiscalía están claras: desavenencias matrimoniales y cuestiones económicas de la pareja”, dijo Pizarro al elevar la causa a juicio, en septiembre del 2019.

“El homicidio fue realizado por encargo, proporcionándole al asesino información de la víctima y de sus movimientos, y asegurando un espacio de tiempo en el que la misma se hallaba sola en el interior de su domicilio. El matrimonio Macarrón-Dalmasso era disfuncional desde tiempo atrás y vivía una crisis en la que la posibilidad del divorcio estaba presente”, concluyó el fiscal.