Desde hace 50 años, ordeña y reparte a sus clientes, cada mañana.


El paso del tiempo se va llevando algunos oficios pero eso no afecta a Armando Nicola, que tiene 69 años y lleva medio siglo repartiendo leche recién ordeñada en su carro tirado por un caballo, en Villa Huidobro.

Su particular vigencia llamó la atención del historiador y ex legislador provincial, Roberto Repetto, que es quien ha puesto de relieve la historia que muy pronto será parte de un libro.

Tal vez sea el último de los suyos en este oficio, pero Armando no afloja en su medio de vida y cada mañana sale al encuentro de sus clientes, con la leche fresca, en su carruaje.

“Tiene un campito de 80 hectáreas a cinco kilómetros al oeste de Villa Huidobro. Vive solo. Tiene corderos, algunos chanchos y vacas que ordeña y luego, reparte leche en el pueblo todos los días”, narró Repetto a Cabledigital.

El historiador cuenta además que siempre lo observa y que el lechero no falta a sus labores cotidianes: “llueva, con viento, calor o frío. No importa”, comenta y agrega que “lo vi muchas veces, volver en invierno de noche, al campo, alumbrando para adelante y atrás con un pequeña linterna“, relata.

Sobre la recorrida, Repetto señala un detalle pintoresco que sólo recordarán aquellos que lo han vivido hace varias décadas: “el caballo reconoce los lugares y se detiene solo en el pueblo”, dice.




Comentarios