Desde La Carlota, predica el Evangelio con sus videos y ocurrencias.


Ya la conocen como la Monja del Tik Tok, donde cada vez más se siente a su gusto y recibe el apoyo de los seguidores, que se prenden con sus videos y sus mensajes de evangelización.

Es la historia de Josefina Cattaneo, religiosa que pertenece a la Congregación Mercedarias del Niño Jesús de La Carlota, donde llegó hace seis meses y ya es todo un personaje.

A través de la red social de los videos breves, Jose lleva la Palabra y difunde mensajes de optimismo, pero no faltan los bailes, las coreografías y hasta la rutina de ejercicios físicos para antes de rezar las oraciones.

Muy divertida, cuenta que “aceptando esta modalidad virtual, es que empecé a cuestionar cómo es que podía. Le pregunté a Jesús y le dije que no sabía cómo anunciarlo, le pedí que me dé una mano”, comienza. “Hacía ya un tiempo que venía viendo esto del TikTok. Me parecía que era una manera muy alegre y ahí fue que me animé, descargué el programa”, relató en diálogo con Puntal.

Tras estar de misión evangélica en Ecuador y varias provincias argentinas, la monja de 25 años llegó a La Carlota justo antes del comienzo de la cuarentena y usa la tecnología para seguir dando clases de Educación Religiosa a los alumnos del colegio Instituto Nuestra Madre de la Merced.

Su vocación “nació cuando encontré y vi a Jesús en la gente de Chaco, Quitilipi. Tuve el click, de todos los regalos que Jesús hizo en mi vida, como mi familia, posibilidades, casa, estudio y tuve como el deseo de decirle: ‘Contás conmigo, Jesús, para lo que quieras’. Y de a poco me fui dando cuenta de cómo Jesús quería contar conmigo”, expresa Josefina.




Comentarios