Estaba en grave estado desde el viernes, cuando fue ingresado a un centro médico.


Un hombre de 36 años oriundo de Río Cuarto que había ingerido hongos venenosos falleció este martes en horas del mediodía.

Iván Tarasconi había sido internado en grave estado en el Sanatorio Allende. Sus familiares habían pedido que se hiciera una cadena de oración por su salud.

Desde el viernes, el damnificado fue ingresado al centro médico por consumir la especie Amanita Phalloides, conocida como “el hongo de la muerte”, una de las variedades más tóxicas que se pueden encontrar en la provincia.

Cómo identificar el hongo venenoso

En su morfología es parecido a un champiñón pero si se consume en cantidades suficientes, la intoxicación puede ser fatal.

Una vez ingerido el hongo, puede generar diarrea, vómitos, deshidratación, dolor abdominal de tipo cólico, sudores fríos, bajada de la tensión arterial, taquicardia, hipoglucemia, convulsiones y coma debido al fallo hepático.

El jefe de Toxicología del Hospital de Urgencias de Córdoba, Daniel Gómez (MP: 17927), explicó a Cadena 3 que el hongo “ataca el sistema enzimático. Por eso, la lesión fundamental se produce en el hígado, donde va rápidamente, y actúa sobre las enzimas hepáticas. Cincuenta gramos de ingesta de este hongo, que es fácilmente confundible con otros comestibles, es suficiente para matar a un adulto y menos cantidad, a un niño”.




Comentarios