El próximo miércoles, la Cámara de Diputados de la provincia tratará el proyecto de ley de creación del Banco Provincial de Tierras Urbanas. Una iniciativa que servirá para regularizar las terrenos en Chaco y comenzar a resolver el problema habitacional que existe en la provincia del Chaco.

La propuesta fue presentada por el Poder Ejecutivo, ya se trató en la comisión de Tierras de la Legislatura, donde fue despachada por las diputadas Claudia Panzardi y Liliana Spoljaric. La reunión de comisión tuvo quórum de los diputados Carmen Delgado, Andrea Charole, Claudia Panzardi, Aurelio Díaz, Carina Batalla, Liliana Spoljaric y estuvo presente además la diputada Teresa Cubells.

De aprobarse, sería una ley de suma importancia para el Ejecutivo provincial ya que daría un marco legal a las gestiones que se realizan en tierras como el ex Campo de Tiro, cedido por el Gobierno nacional a la provincia; así como también otros terrenos donde el Estado se encuentra trabajando para la construcción de viviendas y mejoras habitacionales para los chaqueños que aún no cuentan con casa propia.

La norma establece “un inventario y reserva de suelo urbano, periurbano y/o urbanizable; constituido por todos los bienes inmuebles incorporados o a incorporarse al dominio de la propiedad provincial que se encuentren vacantes de uso o de uso ocioso reconvertible; con el objetivo de fortalecer y potenciar el rol del Estado Provincial como ordenador, regulador y promotor del ordenamiento territorial en todos los departamentos de la Provincia del Chaco”.

El presidente de la Comisión de Tierras, Rodolfo Schwartz, remarcó la importancia del tratamiento de esta iniciativa, “en un momento muy grave en lo que refiere a la necesidad de tierra para vivir, como es el que está atravesando el país en general y la provincia en particular, en especial en el conurbano de Gran Resistencia”.

En esa línea, señaló: “tenemos a favor que se ha logrado la transferencia del ex Campo de Tiro, no sólo a nivel de Resistencia que duplicaría la superficie urbanizable, sino también en seis localidades del interior”.

Ex campo de Tiro, Resistencia.

La norma propone la creación de un Banco de Tierras para la regularización dominial de todos aquellos terrenos que hoy son asentamientos históricos donde residen miles de familias en condiciones precarias. Esta norma, da la posibilidad de que el Estado avance hacía una política de soluciones habitacionales con terrenos, infraestructura, y también de emprendimientos que vayan a otros sectores que no son los mayoritarios desde el punto de vista social.

“El tema de la tierra es el primer paso para poder acceder alternativas de construcción, entonces también hay que ver una propuesta que contemple al abanico situaciones que requieren una tierra para vivir y que requieren una respuesta habitacional en las mejores condiciones, con todo el equipamiento que corresponda, no como muchas de las construcciones que se hacen a las que les falta una escuela, un jardín, un centro de salud”, señaló Schwartz.