En la ciudad chaqueña de Sáez Peña, ubicada a unos 170 kilómetros de Resistencia se detectaron 23 casos de desnutrición en niños de 0 a 5 años. Fue a partir de un operativo socio sanitario llevado adelante por el Centro Fundecch, donde los niños fueron atendidos, recibieron cuidados médicos y vacunas. “No son estadísticas pero son probabilidades”, sostuvieron.

Los relevamientos fueron realizados por el Centro Fundecch, Zona Sanitaria VII, el área de Desarrollo Social de la provincia y el municipio local. Participaron 76 personas entre profesionales y voluntarios. La unidad móvil de la Familia Conin, quien llevan adelante el Centro Fundecch, atendieron a 105 niños menores de 5 años, llegando a 93 familias y a 3 embarazadas.

El operativo se realizó desde el 16 al 18 de marzo en tres barrios de la ciudad. 147 pequeños de entre 5 y 12 años, fueron atendidos. Se realizaron 35 consultas de obstetricia y 97 odontológicas y aplicaron 114 vacunas del calendario nacional y 44 contra el Covid-19. En el operativo se detectaron 23 casos de desnutrición, “uno grave, dos con déficit de talla y el resto con un cuadro leve”, contaron en Diario Norte.

De los 105 niños de entre 0 y 5 años, 23 fueron diagnosticados con desnutrición. Foto: Diario Norte

El que está grave “tiene a su mamá con una enfermedad neurológica degenerativa y esos datos de contexto, que no son cuantitativos, son cualitativos y tienen que ver con las intervenciones in situ que permiten los operativos. Son situaciones urgentes, experiencias que no salen en los números, y casos en los que la familia no tiene un sentido de la gravedad o creen que no podrán acceder a un servicio, entonces el haber facilitado, escuchado e intervenido, son acciones que justifican todo el movimiento que implica armar las intervenciones en los barrios”, dijo Javier Peralta, coordinador del Centro Fundecch.

Desnutrición infantil: una responsabilidad de todos

El Centro Fundecch es una Fundación sin fines de lucro, que trabaja desde abril de 2011 con el fin de erradicar la desnutrición infantil comenzando por Presidencia Roque Saenz Peña para extenderse en toda la provincia. El camión de la ONG atendió a 105 infantes de los cuales 23 tenían mala alimentación. Pero aseguraron que esos datos “no son una muestra estadística de lo que ocurre en la ciudad”.

“El estudio no es estadístico, es probabilístico porque nosotros vamos a lugares puntuales en los que suponemos que la realidad es más complicada, en consecuencia los números no sirven para hacer abstracción a nivel ciudad pero sí para decir que en barrios, con determinadas características, existe una cierta probabilidad de tener niños desnutridos”, explicó Peralta.

Los niños con desnutrición fueron derivados a un centro que tiene la fundación para ser tratados. El plan es involucrar a toda la familia para aprender y concientizar sobre la alimentación y la salud. Foto: Diario Norte

Los niños que fueron detectados con desnutrición fueron derivados por el Centro Fundecch a una sede que tienen en el barrio Matadero, donde serán atendidos. Fueron ingresados al Programa de Recuperación Nutricional para su tratamiento .El plan de acción involucra a toda la familia del menor. El paciente debe ser llevado semanalmente, con su madre y hermanos menores de cinco, al Centro Fundecch “a una jornada de cuatro horas donde se realiza un abordaje integral con todo el equipo de trabajo”. La idea es que todo lo que se enseña pueda ser aplicado en el hogar.

“El plan no es solamente que el niño sobreviva, sino que el objetivo es que se desarrolle y para eso debemos cambiar las condiciones de vida en su hogar, siendo a eso a lo que apostamos con el abordaje integral”, sostuvo Javier Peralta. Y agregó: “En Argentina tenemos un gran problema que tiene que ver con la idea de que todos son culpables, menos nosotros pero todos tenemos un cien por ciento de responsabilidad sobre el futuro de estos niños: yo, vos, la familia y el Estado somos responsable”, refirió Javier Peralta, como referente del Centro que funciona en el barrio Matadero.