La semana pasada, el presidente de la Fundación Ciudad Limpia, Carlos Alabe, manifestó en redes sociales su decepción luego de que personas sin identificar robaron material para reciclaje. En comunicación con Vía Resistencia, señaló que esto “Es preocupante, porque lo que nosotros estamos haciendo es para ayudar justamente a toda la gente que necesita y es como que nos robemos entre los pobres”.

Fundación Ciudad Limpia

Sin embargo, Alabe aseguró que la Fundación no lo considera un hecho delictivo y que no se hizo una denuncia, y que su post en Facebook era “un llamado de atención social” para que la gente busque otras formas de hacer dinero en vez de “vender estos materiales en la chacarita más cercana”.

“La gente, con la situación económica que estamos atravesando, es lógico que ande buscando recursos por todos lados. Habrán encontrado en las latitas, en los cartones, en los papeles un recurso fácil para hacer dinero”, argumentó el titular de Ciudad Limpia.

Al mismo tiempo, mencionó que la gente puede ir y buscar formalmente la basura: “por ejemplo, un señor que hace reenvasados para productos de limpieza: el viene, nos pide los envases y nosotros se los damos. El sol sale para todos y tenemos que colaborar. Somos una institución que nació en base a la solidaridad y lo vamos a seguir practicando todo el tiempo”.

A futuro, Alabe afirmó que contratarán más serenos para cuidar el basural, pero que están esperando el dinero que el gobernador de Chaco, Jorge Milton Capitanich, prometió a la Fundación por un convenio hace 2 meses. “Estamos esperando es que se materialice lo convenido. Creo que es inminente y que en cualquier momento nosotros vamos a empezar a recibir ese dinero volcado a que esto funcione”, dijo al respecto.

Casa Garrahan Chaco

A su vez, el presidente de la Fundación comentó sobre los avances recientes en la Casa Garrahan Chaco: “ya terminamos primera etapa de la casa Garrahan y estamos a punto de terminar también el centro de enfermedades raras así que es mucho lo que pudimos demostrar con este tema de la basura”.

“Tenemos que reunirnos con la gente de servicio social del hospital pediátrico Avelino Castelán para definir los protocolos de atención en la Casa. Necesitamos juntarnos con ellos para ver la unidad de traslado, como vamos a hacer para que los chicos puedan asistir periódicamente a sus consultas, como poder atenderlos, protegerlos, protegernos a nosotros. Esta semana nos sentamos a definir eso y la Casa arrancaría en los primeros días del mes de julio”, destacó Carlos Alabe.