En la provincia de Chaco, el vicepresidente primero de la Legislatura, Jaime Parra Moreno, presentó junto a su colega, Clara Pérez Otazú, un proyecto de ley que posibilitaría la creación de la Planta Estatal de Producción de Oxígeno Medicinal Chaqueño, con tecnología PSA (Pressure Swing Adsorption, Adsorción por Cambio de Presión en español).

Según dispone el proyecto de ley, de aprobarse esta se ubicarían plantas de oxígeno de forma estratégica en los hospitales de complejidad 6 y 8 de Chaco. De esta manera están incluidos el Hospital Julio C. Perrando, Hospital Pediátrico “Avelino Castelán”, Hospital 4 de Junio y Hospital del Bicentenario.

Al mismo tiempo, la propuesta también menciona que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) tendría a su cargo un control periódico de la calidad del oxígeno fabricado por la Planta Estatal.

Los legisladores detrás del proyecto argumentaron que “el presente proyecto de ley tiene por objeto autoabastecer al sistema sanitario público provincial con la creación de una planta estatal de oxígeno medicinal, que resulta un insumo indispensable para el funcionamiento de los hospitales y centros de salud, propiciando el autoabastecimiento, la autonomía en la producción, el autocontrol de stock, disminución de costos y generación de empleo”.

“La provisión de este insumo vital, como lo es el oxígeno medicinal garantizará resolver cuadros críticos que ponen en peligro la vida de los pacientes”, contemplaron los autores de la propuesta. De esta manera, son los pacientes que sufran descompensación hemodinámica, respiratoria, metabólica, e intoxicación que cursen con hipoxemia, quienes se verían principalmente beneficiados con la Planta Estatal.

Por otra parte, el proyecto presentado por los diputados del Frente Integrador designaría al poder Ejecutivo de la provincia como responsable de determinar la autoridad de aplicación, esto según lo indique la ley de ministerios de la provincia.