Los gastronómicos de Resistencia, ante las nuevas restricciones impuestas por el Ejecutivo de la provincia de Chaco, comenzaron una campaña para solicitar al público en general que concurra a cenar más temprano a bares y restaurantes, para así apoyar a los emprendimientos afectados.

Esto sucede en el marco del Decreto provincial 857/21, el cual dispone hasta el 30 de abril que la permanencia de personas en bares y restaurantes estará permitida solamente en grupos limitados en número para lograr un distanciamiento social efectivo. Más importante aún, el horario de apertura ahora es de 8 a 22 el cual se extiende hasta las 24 en modo delivery.

Respecto a la factibilidad de cambiar la práctica de salir tarde a cenar, Verónica Mazzaroli, presidenta de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Chaco, señaló que “poco a poco se logrará, no es algo inmediato, porque el público gastronómico es muy arraigado a sus costumbres y hábitos. Aparte el comercio cierra a las 21, así que por más que quieran salir temprano, hay un gran porcentaje de público que no lo va a poder hacer”.

“Que se vengan los días más agradables (en las condiciones climáticas) va a favorecer a esta campaña, porque a las 19.30 ya viene bajando el sol. Eso es algo a favor y motivaría a salir más temprano, y claro, la posibilidad de ayudar al bar de la ciudad o al bar amigo”, opinó Mazzaroli.

Sobre el papel jugado por los gastronómicos, la titular de la Asociación contempló: “somos generadores de buenos momentos y somos parte de la vida social, mental y recreativa de las personas. Sin bares, la ciudad no tendría el encanto de compartir, de encontrarse y eso ayuda a la salud mental”.

Entretanto, la presidenta de la organización dijo que en el sector “no estamos en un buen momento, por la situación de la pandemia en general, las restricciones, la situación económica, los altos costos de aportes, gastos fijos, sueldos, y la baja rentabilidad son muchos factores que hoy nos dejan en rojo. Eso claramente repercute en nuestra actividad, porque terminamos teniendo más deudas que ganancias”.

Sin embargo, Mazzaroli expresó su confianza en la comunidad, y espera que próximamente la gente se acostumbre a cenar temprano. “Nuestra garantía es nuestro público, esos clientes y amigos, que van a acompañar la campaña ‘Salí a cenar temprano, es la que va’”.