Fue a pedir ayuda porque su ex pareja la agredió y terminó denunciando por violencia de género a dos policías en Chaco

La Policía del Chaco se vio envuelta en una grave denuncia por abuso sexual.
La Policía del Chaco se vio envuelta en una grave denuncia por abuso sexual. Foto: Archivos

Una mujer fue a ratificar la denuncia en contra de su ex pareja en la comisaría de Sáenz Peña y después dos efectivos abusaron sexualmente de ella. Ahora la Justicia investiga el caso.

El sábado pasado una mujer de la provincia del Chaco fue a hacer una denuncia por violencia de género a su pareja, y luego fue abusada sexualmente por dos policías de la misma comisaría de Sáenz Peña.

La Policía del Chaco se ve envuelta en un grave caso de abuso sexual. Después de la denuncia ratificada por la víctima de dos efectivos policiales, la Justicia investiga la causa de manera interna para conocer los hechos.

La mujer declaró que las personas que debían cuidar de ella, terminaron abusando sexualmente dentro de un móvil policial. Según pudo saber Diario Norte, la denuncia por “supuesto abuso sexual” contra las autoridades de la institución está en manos de Gustavo Valero en la fiscalía de investigación 4.

Los detalles del documento del Órgano de Control Institucional de la Policía del Chaco por la denuncia de abuso sexual

El medio local informó que el documento del Órgano de Control Institucional de la Policía del Chaco da cuenta de la intervención por el hecho presuntamente ocurrido el 27 de agosto.

El caso es realmente estremecedor ya que, en caso de comprobarse su veracidad, la víctima habría sufrido violencia de género dos veces, uno seguido del otro. Primero violencia de género por parte de su pareja y, después, por parte de los policías.

La mujer fue a la División Atención a la Mujer y declaró que en las primeras horas del sábado 27 de agosto fue a la Comisaría Sexta de Sáenz Peña porque su expareja la habría agredido.

Después de hacer la denuncia en la dependencia policial, la víctima fue trasladada al Servicio de Medicina Legal “para ser examinada por un médico de la institución, tras lo cual ‘regresaron la Comisaría’”, señala el OCI.

Al finalizar el trámite, un policía ordenó que “otros dos uniformados procedieron a llevar a la víctima hasta su domicilio”. Cuando estaban dentro del vehículo, la mujer notó que el conductor estaba yendo por otro camino y le preguntó a dónde iba, a lo que él respondió: “a descansar un rato hasta que ella se despabile”.

El hombre estacionó el auto y allí se habría producido el abuso. Luego la llevaron a su casa y se fueron. Ante este dato, el Órgano de Control Institucional pidió el informe de geo-posicionamiento del móvil policial.

La mujer fue examinada en el hospital local y, de acuerdo al protocolo de vítimas de abuso sexual, le tomaron diferentes muestras para analizar si se produjo acto de violencia.

Por último, las autoridades informaron que como primera medida procedieron a la suspensión de los uniformados involucrados en el grave hecho denunciado. Además, se requiere la retención de haberes y los hombres fueron detenidos por orden del fiscal.