El día de hoy el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons, junto al presidente de Secheep, Gastón Blanquet, corroboró el arribo del transformador Faraday. para la mega obra de energía eléctrica, la la Estación Transformadora Bastiani – Vilelas.

Con una extensión de 41 kilómetros, la Línea en Alta de Tensión que se construye desde Puerto Bastiani hasta Vilelas incluye además la edificación de una estación trasformadora en 132 kilovoltios está en su etapa final.

El equipo de 132/33/13,2kv de 60 MVA, demandó una inversión de 100 millones de pesos y será estratégico para el funcionamiento de la Línea una vez finalizada.

El ministro destacó que “es una obra muy importante en materia energética que cuenta con una inversión total que asciende a los 2.000 millones de pesos. Será una enorme mejora en el servicio que reciben más de 120.000 familias del Área Metropolitana”.

En ese sentido, explicó: “Se trata de una línea de alta tensión que permitirá aumentar la capacidad de generación de energía y dotar al sistema de una mayor estabilidad sobre todo en épocas de verano”.

Blanquet por su parte informó que tras la llegada del transformador, en forma inmediata comenzaron los montajes preliminares para su puesta en servicio. “En unos 45 días más, este equipo, cuya inversión es de casi 100 millones de pesos, podrá entrar en servicio a través de lo que se denomina un bypass eléctrico, elevando la calidad del servicio en toda el área metropolitana”.

“Hay que recordar que este transformador forma parte de una mega obra de infraestructura eléctrica que, con una inversión superior a los 2.000 millones de pesos impactará directamente en unas 120.000 familias del Gran Resistencia, e indirectamente en toda el área metropolitana”, destacó.

Con la obra de la Estación Transformadora concluida, “el sistema se robustece, y con mayor potencia de transformación, brindará mayor estabilidad en toda la red de energía eléctrica”, finalizó Blanquet.

Pérez Pons detalló que actualmente la obra se encuentra en un avance del 90% y se prevé finalizarla para el mes de julio. “Nuestro objetivo es contar en el próximo verano con la obra en funcionamiento para mejorar significativamente el servicio energético”, adelantó el titular de la cartera.

De esta manera se avanza con la reactivación de obras de gran envergadura para el sistema energético provincial, que habían quedado paralizadas desde el 2017.

Estos proyectos son clave para la gestión, ya que apuestan a aumentar la capacidad de generación y distribución de la energía.

La línea Bastiani-Vilelas es una obra troncal, es la más importante en materia energética. A través de la empresa Secheep y la Subsecretaría de Energía estamos llevando adelante obras en diferentes partes de la provincia para mejorar de manera significativa todo el sistema”, sostuvo Pérez Pons.