El día de hoy, el gobernador de la provincia de Chaco, Jorge Milton Capitanich, expresó su opinión en cuanto al uso que hacen organizaciones sociales y sindicales de los cortes de calle, y señaló que los piquetes perjudican no solo a la sociedad, sino también al Gobierno provincial.

En diálogo con la prensa, tras el acto por los 82 años de Bomberos de la Policía del Chaco, Capitanich manifestó: “yo no estoy a favor de los piquetes y no me endilguen que soy el líder de los piqueteros porque los mismos se dan porque hay opositores políticos que lo financian”.

“Lo que tiene que entender la población de la provincia es que los cortes de calle tienen una motivación política, que lo hacen para perjudicarnos porque representan a partidos políticos opositores y que el sentido, en definitiva, es promover un voto opositor al Gobierno”, añadió al respecto el ejecutivo chaqueño.

“Estas cosas hay que decirlas de forma clara”, aseguró el mandatario, a la vez que indicó que, de no decirlas, “pareciera que es como pegarle al muñeco de circo total no hace ningún daño”. Dicho esto, insistió en que es necesario “bajar la conflictividad”.

Capitanich también mencionó que la oposicion presume de promover políticas públicas en beneficio de los distintos sectores económicos y sociales que componen la provincia norteña, pero que en sus gobiernos no lo han hecho. “Ningún sector estuvo mejor que cuando nosotros gobernamos”, afirmó al respecto.

Los cortes de calle han sido una cuestión de gran preocupación para la población chaqueña por los últimos años, en especial en la ciudad de Resistencia. Sin embargo, el gobierno chaqueño, recientemente, ha comenzado a elaborar protocolos para facilitar las protestas de forma pacífica y sin que interrumpan el tránsito u otros derechos individuales de los ciudadanos.