Andrea Charole es una diputada qom en la provincia del Chaco, desde hace más de 20 años, participa activamente de la política en el ámbito del Partido Justicialista. En ese tiempo ocupó varios cargos públicos en oficinas que tienen que ver con políticas públicas destinadas a pueblos originarias. Así, fue presidenta del Instituto del Aborigen del Chaco (IDACH) y, desde 2017, es diputada provincial.

Desde su lugar, promueve proyectos de ley que protejan el medio ambiente, la tierra de sus ancestros, vivienda, educación y salud para la sociedad toda y, en particular, para las comunidades de pueblos originarios que habitan la provincia del Chaco.

En una entrevista a Vía Resistencia, Andrea se refirió a su rol como diputada, mujer indígena en el ámbito de la Legislatura del Chaco. “La voz de una mujer indígena es muy importante dentro del parlamento chaqueño porque se debaten distintas leyes que son en beneficio de las comunidades, y de todos los chaqueños”, analizó.

Entre 2010 y 2017, Andrea Charole presidió el IDACH

Sobre su trabajo en las comisiones de Educación, Hábitat, Pueblos Indígenas, Desarrollo Humano y Salud, la diputada manifestó que, junto a su equipo de trabajo, siempre “buscamos soluciones que sean beneficiosas para las comunidades originarias”. “Pero, aparte de que sean leyes, queremos que esos proyectos lleguen a implementarse, que sean hechos, no papeles”, afirma.

Así recordó la ley que fue sancionada recientemente que establece la obligatoriedad de todos los agentes del Estado de capacitarse en derecho indígena. Ley, que “espera que se implemente dentro de poco tiempo”, se esperanza la diputada Andrea Charole.

La legisladora se refirió también a su rol como “mujer en la política”, un territorio que, aún mantiene ciertas lógicas machistas. “Ser mujer y política no es fácil, pero es una manera de aportar a nuestra comunidad y de trabajar por una sociedad y una política sin discriminación hacia nosotras las mujeres, yo trabajo para que el acceso a derechos sea igual para todos”, señaló a Vía Resistencia.

“En mi caso, ser mujer, indígena y política es difícil, yo empecé muy joven en la política, presidí el IDACH que representa a las tres etnias qom, wichí y moqoit siendo la primer mujer en presidir el organismo, con todo un directorio de hombres tampoco fue fácil. Pero siempre sueño con construir un espacio mejor para las mujeres originarias”, reflexiona la diputada Charole.

Sobre su futuro en la política y la posibilidad de disputar otros espacios de poder, ser diputada nacional algún día, Andrea Charole dice: “hoy estoy muy enfocada en mi mandato como diputada y en trabajar para mi comunidad, pero sería bueno que algún hermano o alguna hermana pueda llegar algún día al Congreso y llevar la problemática de las comunidades originarias chaqueñas a Nación”. “Ojalá que algún día algunos de mis hermanos puedan llegar, hoy en día hay muchos dirigentes indígenas comprometidos con la causa”, agrega.

Finalmente, agradeció el apoyo que recibe de su comunidad y “principalmente de las mujeres indígenas”. “Cuando visito algún paraje o comunidad indígena siempre recibo el cariño y respeto de mis hermanos, eso me fortalece para seguir trabajando. El principal pedido que siempre nos hacen es trabajo, más en estos tiempos de pandemia. Trato de estar siempre para la comunidad originaria y de toda la sociedad”, concluyó.