En el lugar se dispusieron 288 camas, no obstante, de ser necesario se se puede extender la capacidad hasta 320 camas, informaron oficialmente.


El gobernador Jorge Capitanich supervisó, en la mañana del domingo, las instalaciones que se montaron en el Centro de Convenciones Gala para la atención y seguimiento de personas infectadas con Covid-19 que se encuentren en estado leve y no necesiten internación.

En el lugar se dispusieron 288 camas, no obstante, de ser necesario se se puede extender la capacidad hasta 320 camas. Este complejo se suma al club Ñu Porá, al gimnasio del hospital Perrando y al club del Instituto de Vivienda haciendo un total de 500 camas disponibles hoy en Resistencia para albergar y atender a personas infectadas en estado leve.

Coronavirus en Chaco: adaptan el Centro de Convenciones para pacientes leves

“Incorporamos este tipo de aislamiento comunitario porque permite un seguimiento exhaustivo de la salud de los pacientes”, explicó el mandatario y destacó el accionar de las y los trabajadores de la salud.

Capitanich remarcó que el sistema de salud también fue preparado para la contención y atención de los casos moderados y críticos. Para estos últimos, que necesitan asistencia mecánica, hay aproximadamente 350 camas en el sistema sanitario público y privado provincial, que en los últimos 45 días tuvieron una ocupación promedio del 8 al 12 por ciento.

Coronavirus en Chaco: adaptan el Centro de Convenciones para pacientes leves

Además, el mandatario indicó que la Provincia refuerza los sistemas de detección inmediata de la enfermedad a través de los test rápidos de Covid-19; en el caso de un paciente positivo se lo aísla para interrumpir la transmisión viral. Luego entra en acción el equipo de rastreo que identifica los contactos estrechos de las personas que den positivo para Covid-19, a quienes realizan un seguimiento exhaustivo para frenar la propagación del virus.




Comentarios