El niño chaqueño sigue firme en su evolución, a cuatro meses de haber recibido un corazón trasplantado.


Mario Gómez, el papá de Dylan, comentó en Radio Facundo Quiroga que “a cuatro meses de la cirugía en la cual se le trasplantó el corazón, estamos cada vez más optimistas en que pueda regresar definitivamente a casa, porque la evolución marcha muy bien”. Aunque el niño de 5 años de edad continúa en observación médica permanente, todos los exámenes han dado resultados más que satisfactorios, lo cual sostiene con bases sólidas la esperanza de la familia Gómez.

Dylan Gómez debió atravesar desde los 18 meses de vida una serie de procedimientos médicos por complicaciones cardíacas. Luego de muchos estudios y varias operaciones que le informaron a la familia que solo un trasplante de corazón podía salvarlo. Internado durante más de cuatro meses en el Hospital Italiano de Buenos Aires la espera se hacía interminable hasta que la noticia del trasplante llegó. Dylan fue intervenido quirúrgicamente y la operación fue un éxito. Sin embargo lo sorprendente fue el proceso de recuperación inmediato que tuvo el pequeño.

Dylna pudo acompañar a su papá en un viaje hasta la Basílica de Luján, donde Walter llevó un rezo de agradecimiento a la virgen.

Se cumplen ya cuatro meses de aquel trasplante de corazón y el pequeño Dylan, oriundo de Villa Berthet, una ciudad ubicada a unos 250 kilómetros de Resistencia, está mejor que nunca. Se lo ve alegre, aumentó de peso y su recuperación es favorable. Además de jugar todos los días ha podido, por ejemplo, acompañar a su papá en un viaje hasta la Basílica de Luján, donde Walter llevó un rezo de agradecimiento a la virgen.




Comentarios