Se refirió a los subsidios programados durante la gestión anterior.


Jorge Capitanich, gobernador del Chaco, confirmó que la deuda que el Ejecutivo provincial mantiene con los empresarios del transporte público local es de $181 millones, y adelantó que durante la jornada se destrabarían fondos para el sector. Todo esto, en un contexto donde “La deuda flotante total que hoy tiene el provincia es de $5.000 millones, estimativamente”.

Dentro de algunas declaraciones realizadas por el mandatario (consultado sobre la nueva amenaza de corte del servicio del transporte de pasajeros en el Área Metropolitana) comenzó señalando que, “Nosotros tenemos un estimativo equivalente a una deuda flotante de $5.000 millones, para lo cual vamos a conformar una comisión técnica para registrar todas las deudas impagas hasta el 10 de diciembre de 2019, como también hasta el 31 de diciembre”. Afirmando entonces que: “Vamos a establecer un proceso de saneamiento de las obligaciones financieras a partir de un mecanismo de pago”.

Siguiendo este discurso, Capitanich admitió lo siguiente: “Con el sector del transporte, efectivamente el stock de deuda es equivalente a $181 millones; y nosotros tenemos una tarifa en el sector que es inferior a Corrientes y en general a todo el país”. Agregando que, “objetivamente, el sistema financiamiento vía subsidio por el consenso fiscal, está estimado en $1.000 millones para el año 2019, y ahora estamos haciendo las rectificaciones de las proyecciones para este año”.

Detallando que: “La verdad es que quedó una deuda, porque hubo voluntad de poder subsidiar, pero finalmente no se pagó. Nosotros estamos trabajando contrarreloj en el día de hoy, para lograr una amortización de parte de esos compromisos – que permitan también garantizar la continuidad de esos servicios – y un plan de pagos”.

Finalmente, explica: “En estos momentos el gobierno tiene una deuda acumulada de $5.000 millones, más las obligaciones salariales que son otros $4.500 millones. Es decir, hoy tengo que pagar casi $10.000 millones, y si todos van a exigir que los abone ahora en la provincia, estamos absolutamente equivocados porque es imposible”.



Comentarios