La recomendación del Ministerio de Salud Pública apunta a la posibilidad que muchos viajen al vecino país, ante lo que puede significar el último torneo oficial de Lionel Messi con la selección argentina.


El Ministerio de Salud Pública a través de la Dirección de Epidemiología hizo una clara recomendación a vacunarse contra la Fiebre Amarilla y utilizar repelente, entre otros cuidados, a todos los chaqueños que están planificando su viaje para asistir a la edición 2019 de la Copa América que se realizará en Brasil, a partir del 14 de junio próximo.

Debido al flujo de visitantes que atraerá el evento deportivo y la situación epidemiológica de las regiones donde se llevarán adelante los partidos, el Ministerio de Salud recordó principalmente que la inmunización es la medida de mayor efectividad para la fiebre amarilla; y el uso de repelente para evitar la picadura del mosquito trasmisor de dengue y chikungunya.

Actualmente en el estado de Minas Gerais (cuya capital es Belo Horizonte y donde se jugarán varios partidos), existe circulación de forma endémica del dengue, del chikungunya y de la fiebre amarilla. Esas enfermedades son transmitidas por picadura del mosquito aedes aegypti y, por eso, se recomienda el uso de repelentes a base de icaridina, para una protección más eficaz.

El torneo en Brasil obliga a vacunarse preventivamente.

También se aconseja tener en cuenta las enfermedades de transmisión respiratoria, como influenza, tosferina, paperas y varicela. Asimismo se recuerda la importancia del uso del preservativo para las enfermedades sexualmente transmisibles, como el SIDA, sífilis, hepatitis B y zika. En cuanto a los alimentos y bebidas, para evitar contaminaciones por salmonella, shiguella, y otras bacterias, es fundamental poner atención a los posibles riesgos presentados por condiciones no adecuadas de higiene y de cocción.

Las personas interesadas en vacunarse contra la fiebre amarilla, deberán solicitar turno en los números de los distintos centros que brindarán la vacuna. En el hospital Julio C. Perrando se vacunará los viernes; el turno deberá solicitarse de 7 a 13 al teléfono 362 444 25050, interno 1116. El hospital Pediátrico vacunará los jueves, para solicitar turno de 7 a 14 el número dispuesto es 3624 441477. La vacuna contra la fiebre amarilla es segura y proporciona una inmunidad efectiva contra la enfermedad entre un 80 al 100 por ciento de las personas vacunadas. Una sola dosis es suficiente para garantizar inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo.

Desde la Dirección de Epidemiología indican que se deberá tener en cuenta las contraindicaciones de la vacuna junto con el profesional sanitario y no revacunarse si cuenta con la dosis anterior. La vacuna debe administrarse 10 días antes del viaje –como mínimo- y debe estar adecuadamente indicada por los efectos adversos que puede producir.  Esta dosis está contraindicada en niños menores de 6 meses de edad, embarazadas, hipersensibilidad al huevo o proteínas de pollo, inmunosupresión por VIH, cáncer, enfermedad del timo, miastenia gravis, terapia inmunosupresora -corticoides, quimioterapia- o radioterapia. Se debe tener precaución especial con los niños de entre 6 y 9 meses de edad, adultos mayores de 60 años de edad y VIH asintomáticos, embarazo, lactancia, por lo que en estos casos se recomienda evaluar el riesgo y beneficio de la vacunación bajo asesoramiento médico.

Repelentes para evitar el dengue, zika o chikungunya.

Si durante el viaje o al regresar, la persona presenta fiebre, malestar general, dolores musculares o articulares, cefalea, diarrea, erupciones en la piel, náuseas o vómitos o algún otro síntoma de enfermedad, debe consultar de forma rápida a un servicio de salud y mencionar el antecedente de viaje o estadía en zonas con circulación del virus. Cabe aclarar que la persona puede transmitir estos virus en el período que presenta síntomas. En el caso de chikungunya el dolor de las articulaciones puede manifestarse con mayor intensidad y en la fiebre de zika también puede aparecer conjuntivitis.

La persona portadora del virus una vez diagnosticada debe seguir las indicaciones médicas: hidratarse, guardar reposo y usar repelente para que los mosquitos Aedes Aegypti no lo piquen y propaguen la enfermedad.






Comentarios