La Asociación Argentina de Abogadas/os Ambientalistas y Greenpeace Argentina denunciaron penalmente a los autores de la masacre de pingüinos de Magallanes en la Reserva Natural Punta Tombo, en Chubut.

También exigieron al Estado que tome medidas urgentes para reparar el daño y evitar más crímenes ambientales y, pidieron el embargo del campo para sumarlo a la Reserva de Fauna.

Pingüinos de Punta Tombo Foto: @gobiernochubut

Entendemos que estamos ante un Ecocidio por haberse generado un daño grave, a gran escala e irreversible contra la biodiversidad, los ecosistemas y los derechos de la madre tierra, comprometiendo la reproducción y desarrollo de una de las colonias de pingüinos más importantes del mundo, alterando significativamente la continuidad de los ciclos vitales de la Naturaleza y afectando severamente su capacidad de regeneración”, sostuvieron Rafael Colombo y Lucas Micheloud de la Asociación de Abogados/as Ambientalistas.

Además, le exigen a la fiscalía interviniente que “disponga de manera inmediata el traslado de los pingüinos afectados a un Centro de Atención y Recuperación Animal no Humano; la presentación, en un plazo 5 días, de un plan de reinserción de los pingüinos que fueran oportunamente trasladados por parte de las autoridades de la Reserva”.

En la denuncia destacaron que “las fiscalías no cuentan con herramientas legales contundentes para enjuiciar, condenar y exigir recomposición del daño ambiental que se correspondan con los grandes crímenes ambientales producidos en nuestro país, durante los últimos años”.