El desastre ambiental ocurrido en la Reserva Natural de Punta Tombo que dejó 146 nidos de pingüinos de Magallanes y 292 pichones muertos, sigue conmoviendo a los habitantes de Chubut y a todo el país.

Este lunes autoridades del Ministerio de Turismo de Chubut hicieron una denuncia en la que se informó que en medio de una expedición ocular realizada por los guardafaunas descubrieron que una persona había realizado un camino sin autorización, lo que provocó una masacre de gran cantidad de pingüinos.

El diputado de Chubut, Carlos Eliceche publicó en sus redes sociales que están trabajando en un proyecto de ley para expropiar el campo donde ocurrió la matanza.

Pingüinos de Punta Tombo Foto: @gobiernochubut

“Nos encontramos trabajando en un Proyecto de Ley, con el objetivo de expropiar la zona la Masacre de Pingüinos en Punta Tombo”, escribió en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, la fiscal de Rawson Florencia Gómez confirmó que “hay una persona sindicada como presunta autora de los hechos”.

Desde el Ministerio de Ambiente de Nación enviaron a una comitiva a evaluar el impacto ambiental provocados, pero los propietarios del campo les impidieron el acceso.

“En lugar de demostrar cierta proclividad a ayudar a colaborar para identificar qué es lo que pasó, esta gente, no contenta con lo que hizo, decidió refugiarse en su propiedad privada impidiendo el ingreso de los inspectores de la brigada de Control Ambiental”, cuestionó Sergio Federovsky, viceministro de Ambiente de la Nación.