Este viernes, el Concejo Municipal ofició de anfitrión de un encuentro que mantuvieron los vecinos del barrio San José con funcionarios del Ejecutivo. El motivo del encuentro fue tratar de recibir respuestas a los reclamos presentado en una nota. Ellos entienden que la edificación de tres torres, con 24 departamentos cada una (72 en total) hará “colapsar” el sector en varios sentidos, pero principalmente, en el tránsito y en los servicios como agua potable.

¿Por que la preocupación? En la situación actual, en una manzana, viven 16 familias. Y en un tercio de manzana, vivirían 24 familias. Hoy los sumideros se tienen que vaciar por mes o cada 15 días. Lo que entienden es que si se multiplica la gente que suma líquidos a las napas, los costos se multiplicarían.

Los reclamos siguen sin respuestas. Las respuestas que se dieron, se hicieron en potencial Por eso pedimos que todo se entregue por escrito. Los vecinos estamos cansados de la falta de obras, de la falta de respuestas... Tenemos la sensación de la nada misma y que, al menos por escrito, las tengamos”, dijo Nancy, una de las vecinas presentes.

A los vecinos les habían mostrado hasta maquetas de cómo quedaría el sector. “Nos habían dicho que iba a ser un barrio de casas bajas, y que en esos 30 metros que dan al Bv. Lehmann, no se iban a lotear, porque se iba a hacer una parte comercial y otra parte, un espacio verde. Pero eso se perdió hace tiempo, porque desde 2011 vienen hablando de la posibilidad de poner estas torres”, contó.

“Entendemos que Rafaela tiene cantidad de tierra suficiente para hacer casas bajas y no estas torres, que son innecesarias”, dijo la vecina y agregó otro vecino que “no nos oponemos a lo que puede ser una solución habitacional. Todos sabemos lo dificil que es el acceso a la vivienda propia. Pero hay una serie de inquietudes del vecindario. Somos 8 personas que vinimos, pero representamos a 160. Entre varios puntos, el prioritario es el servicio. El barrio no tiene cloacas, tiene serios problemas en el suministro de agua potable, de electricidad y no cuenta con asfalto en una gran proporción. Esto no nos fue dado. Entendemos que se han hecho una serie de estudios. Por eso, queremos las cosas por escrito. Pero la sensación que saco es que si el proyecto siguen estando, van a estar los departamentos y todos los problemas seguirán igual”.