El director técnico de Atlético de Rafaela, Walter Otta, quedó internado en terapia intensiva en un sanatorio privado de esta ciudad. Si bien se encuentra estable y el pronóstico es bueno, debieron ponerle dos stents.

El problema surgió a las 5 de este miércoles, al regreso de San Nicolás, donde la Crema perdió por penales ante Talleres de Córdoba, por los 32avos de final de la Copa Argentina.

El sitio InfoAtlético habló con Félix Benito, ayudante de campo y amigo de Otta, quien contó que “Durante el martes se sintió muy agitado, incluso después de la charla técnica previa al partido, donde terminó más cansado de lo normal. Cuando llegamos a Rafaela tenía un dolor más fuerte y por decisión propia se fue a la guardia. Le realizaron un electro que no dio bien, mientras que el estudio de enzimas salió bien, pero le encontraron que tenía una arteria tapada, por lo que le colocaron dos stents. Ahora está en terapia intensiva, pero estable, y mañana (por este jueves) ya pasa a una sala común. Fue un susto, pero está bien”.

“Él siempre tuvo algún problema de colesterol, por lo cual estaba medicado, pero no problemas cardíacos. Seguramente algo de eso más el stress que genera nuestra profesión llevó a esto. Lo importante es que está bien, lúcido y que mañana va a ir a una pieza común. Se asustó mucho y ojalá que esto le sirva para tomar conciencia y cuidarse en lo que sea necesario”, culminó.