Este sábado 28 de agosto se cumple un mes del abuso sexual que quedó comprobado y que en la Cámara Gesell, la menor de 7 años, indicó que ocurrió en el Colegio San José. Ante este triste aniversario, padres, familiares y diferentes organizaciones sociales, invitan a la comunidad rafaelina a participar de una nueva movilización, en reclamo de Justicia. Partirán a partir de las 18 desde el Colegio San José, irán a la Jefatura, a la sede de la Fiscalía y al Obispado.

Gastón, el papá de la niña, contó que en las últimas semanas, la Justicia sigue tomando declaraciones. “Lamentablemente, a un mes del hecho, los avances no son los esperados. Nosotros tenemos confianza ciega en la Justicia. Entendemos los tiempos. Pero, como padres, queremos que avance más rápido”.

Lo que le pedimos a todos los involucrados, en este y en cualquier otro hecho, es honestidad, respeto, agilidad en los procesos y empatía, sobre todo. Nos sentimos muy dolidos. Nuestros familiares también. Nuestra hija, obviamente, que es la más afectada”, dijo el papá.

La institución hizo un abandono de nuestra hija. Desde el día en que se conoció el hecho, la dejaron sin clases, sin nada. Nosotros tuvimos que salir a pedir al Ministerio de Educación, que por favor nos ayude”, dijo Vanesa, la mamá.

Sabemos que el Colegio San José dio una bajada de línea a todos los docentes. Le pedimos que colaboren, si saben algo. No solamente lo harían con nuestra hija, sino también con todos los alumnos del colegio. Porque, sino, se da a lugar a que el hecho vuelva a ocurrir”, agregó, en declaraciones a CableVisión.

“Al día siguiente, le dijimos a la docente y a los directivos de la escuela que no íbamos en contra del Colegio, sino que queríamos encontrar al responsable, para que nuestra hija pudiera volver a estar lo más rápido posible con sus hijos. Primero nos dijeron que sí, pero después se dieron vuelta. Nunca más nos permitieron comunicarnos con ellos, no nos llamaron para ver cómo estaba ella. Eso es lo más doloroso: el personal que estaba cotidianamente con ella, no se hayan comunicado con ella. Se cumplen 30 días y no se preocuparon. Es una falta de respeto. Es doloroso. De los directivos, lo esperaba. Pero no del personal docente, tanto femenino como masculino. Por eso, pedimos al personal que sean honestos, responsables y que tengan empatía”, relató Gastón.

El silencio de la escuela otorga. Dan por hecho que sucedió. Así lo hicieron en un comunicado, en donde dejan entrever que sucedió en el interior de la escuela. Pero también pretenden que este caso quede en el olvido. Pero no va a ser así. Vamos a ir a fondo, y vamos a encontrar a los responsables. Estamos doloridos, pero de pie. No nos vamos a cansar de pedir justicia”, completó el papá.