Unos niños los llamaron por teléfono. Y ellos llegaron con las sirenas prendidas en su autobomba.


Este jueves por la noche, unos niños estaban jugando en Francia al 900, en el barrio Villa Rosas de Rafaela. De acuerdo al relato de una vecina, “estaban en la vereda y escucharon a un pajarito piar continuamente y descubrieron a un hornero atrapado en su propia casita. Aparentemente estaba enganchado en una de sus patitas y con la cabeza hacia abajo”.

A uno de ellos, se le ocurrió llamar a los bomberos. Sin dudarlo, llamaron al 100 y los convocaron para el rescate. Y ellos respondieron llegando con la autobomba, con las sirenas prendidas.

El pichón de hornero se había enredado con un pedazo de nylon, que seguramente había sido usado para la construcción del nido. Tras subir las escaleras, los bomberos lo rescataron, cortaron el plástico y lo devolvieron a su nido.

“Fue todo una odisea y maravilloso a la vez al ver la felicidad de los chicos“, culminó el relato de la vecina. 




Comentarios