Un grupo de docentes de un colegio privado, instalado en el centro de Rafaela hicieron público su repudio por una serie de mensajes "intimidatorios y descalificantes" por parte de un padre a un colega. 

Nota de docentes

"Queremos expresar que este no fue un hecho aislado, frecuentemente los docentes del Colegio recibimos comentarios de este tenor por parte de algunos padres, y por supuesto aclaramos "de algunos" porque hay muchos (la gran mayoría) que valoran nuestra labor, pero lamentablemente son aquellos llenos de ira y falta de respeto los que nos hieren y destruyen como profesionales y personas, hasta el punto de tener que repensar los roles que se suman a nuestro puesto", sostienen.

Nota de docentes

"Hoy decimos BASTA! a las formas injustas e inadecuadas que tienen algunas familias para expresarse. Decimos HASTA ACÁ, con todas nuestras fuerzas, estamos cansados... no lo merecemos... somos personas... tenemos sueños...  trabajamos todo el día pensando en los niños... tenemos días buenos y malos... tenemos familias que nos esperan... tenemos derecho a ejercer nuestra profesión con libertad y con la pasión que nos mueve", añaden.

Destacan en otro párrafo de la misiva: "Cada propuesta didáctica que elaboramos lleva investigación, estudio, capacitación, digitalización, saberes pedagógicos para priorizar contenidos según la edad y también practicidad, para evitar trabajo a los padres. Y se observa, cuando pasan estas situaciones, como con cierta soberbia se intenta pasar por sobre todo este trabajo silencioso, demandante y profesional".

"Nosotros seguiremos en nuestras tareas, aferrados a lo que creemos: al diálogo, la empatía, el respeto, la humildad y muchos otros valores que queremos continuar transmitiendo a nuestros alumnos, acorde al carisma institucional al que adherimos. Y también seguiremos esperando las disculpas públicas de aquellos que hirieron a nuestra compañera y por ende a todos nosotros", concluyen.