Este sábado, en el marco de un nuevo bocinazo, fueron hasta la casa del ministro de la Corte Suprema de justicia.


El pasado sábado 26, un grupo de rafaelinos volvió a manifestarse en contra del actual gobierno nacional, en los alrededores de la plaza central de la ciudad. Posteriormente, decidieron dirigirse hacia la casa del actual ministro y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti y manifestarse con banderas y haciendo sonar las bocinas de sus autos. 

Lorenzetti suele descansar los fines de semana en su ciudad natal, específicamente en su vivienda en el barrio Brigadier Lopez. El escrache pretendió infringir presión sobre el magistrado, horas antes de que deba tomar una decisión sobre un tema de importancia en la agenda política nacional.

Recordemos que este martes, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, deberán decidir si los traslados revocados por el Senado de los magistrados Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli se ajustan a derecho. Será en un “acuerdo extraordinario”, convocado por el presidente de la CSJN, Carlos Rosenkrantz.

Una medida similar se había tomado, a nivel nacional, el pasado 23, en una convocatoria bajo el lema “Una Luz por la República”. 




Comentarios