Las fuerzas de seguridad local evitaron grupos de vecinos y vecinas en espacios públicos, partidos de fútbol y bochas.


Nuevamente, el buen clima hizo que los ciudadanos y ciudadanas de Rafaela se volcaran masivamente a los espacios públicos a disfrutar del domingo. Pero, pese a que la ciudad ya lleva más de 80 días de casos positivos y se encuentra en Fase 5, todavía no están permitidas las aglomeraciones. Algo que era cotidiano en la vieja normalidad, y que los rafaelinos insisten en retomar en esta etapa de distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

Mucha gente se congregó en las cercanías del cartel de Rafaela y del edificio de la UNRaf, a la vera de la ruta 34. Lo mismo sucedía en la ciclovía de calle Estanislao del Campo. Y seguramente, debe haberse repetido esta imagen en el resto de los espacios verdes de la ciudad. 

Controles por falta de distancimiento social

Por tal motivo, las fuerzas de seguridad profundizaron los controles en un trabajo en conjunto con personal de la Guardia Urbana, de la Guardia de Infantería de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional V y de la Policía de Acción Táctica.

Los procedimientos se llevaron a cabo en sectores donde se ocuparon los espacios públicos y se realizaron actividades deportivas no habilitadas como partidos de fútbol y bochas, entre otros. Además se desalentó a la conglomeración de ciudadanos en los juegos de las diferentes plazas de la ciudad.

La actuación de los uniformados se realiza ante un período crítico en la lucha contra la pandemia, porque al aumentar la circulación de personas se incrementa la probabilidad de contagios, independientemente que haga más de 70 días que no hay casos en Rafaela.

Controles por falta de distancimiento social

Se recuerda que en este contexto es clave la colaboración y el compromiso de todos los rafaelinos. Por eso, se solicita que ante el incumplimiento de algunas de estas medidas se denuncie a los números de teléfonos 105 de la GUR o al 911 de la Policía.




Comentarios