Los diez empleados fueron notificados que no seguirán. Los de planta permanente serán reubicados. "Sería un retroceso enorme", dijo el diputado socialista Pablo Pinotti.


El pasado martes 11, la decena de empleados del Centro Cívico del Nodo 2, con sede en Rafaela, recibieron la notificación oficial de lo que ya era un secreto a voces: no seguirían trabajando allí.

Su último día sigue siendo una incógnita. Dada la notificación, parecería inminente. Por lo ponto, el contrato del locación del edificio en donde aún funciona, en Bv. Santa Fe 2771, frente al Balneario Municipal vence en junio próximo. El costo del alquiler ronda entre los 60 y 70 mil pesos mensuales.

​Los empleados de planta permanente serán relocalizados. Por ahora, solo hay rumores de sus futuros puestos de trabajo: la caja de jubilaciones, la ley 5110, el API, son algunas de los potenciales destinos.

​Entre los servicios que se realizan allí para la ciudadanía está la emisión de DNI y Pasaporte, partidas de nacimiento digitalizadas, emisión de certificados de declaración de domicilio, emisión de certificados de supervivencia, gestiones relativas al Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (RUAGA), gestiones relativas a la Regularización Dominial, consultas y gestiones relativas a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Provincia, gestiones relativas a la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo, asesoramiento sobre prestaciones para personas con discapacidad, registro de las sociedades por acciones, asociaciones civiles y fundaciones, denuncias y audiencias conciliatorias de defensa del consumidor, solicitud de Personería Deportiva. Por su parte, los Municipios y Comunas del área de cobertura del Nodo pueden (¿podían?) conseguir asesoramiento, realizar el ingreso de trámites de solicitud de fondos para la construcción de obras y adquisición de equipamiento y rodados (Ley Nº 12.385), pedido de acceso al Programa de Financiamiento Municipal (PROMUDI), presentación de ejecución presupuestaria, solicitud de anticipos de coparticipación, entre otros.

Ninguna novedad​

El ahora gobernador Omar Perotti no solo estuvo en contra de los nodos siendo intendente de Rafaela, sino que también trató de modificar su “dibujo”. ​

​Cuando hizo su primera visita oficial en Rafaela, al momento de la jura del gabinete de Luis Castellano, el gobernador Omar Perotti fue contundente: “No creemos en los nodos, sino en la descentralización. Cerca de la gente, de los municipios y de las comunas. Hay muchos trámites que los santafesinos van a poder hacer directamente. Cuando analizamos la cantidad de gente que ha tenido cada uno de los nodos, hubiesen sido un muy buen aporte para políticas de salud, educación, seguridad en la región. Hubieran sido mucho más útil. La necesidad de gobernar de una forma diferente, mucho más austera, cuidando el recurso de todos los santafesinos, nos lleva a estar replantear el cierre y a estar mucho más cerca de los santafesinos”.

¿Qué pasará con los trabajadores de esas áreas? “La gente que antes trabajaba, si su ingreso se hizo bajo respetando las formas legales, será reubicada. Hay muchos lugares en donde se puede prestar un servicio de la mejor manera y con mucha más utilidad”, sentenció.

​Polémica en puerta

El primero en hacerse eco de esto fue el excoordinador del Nodo y actual diputado provincial Pablo Pinotti, quien solicitó al Poder Ejecutivo de la Provincia que informe a la Cámara sobre la situación existente en los Centros Cívicos ubicados en las localidades nodales de Rosario, Santa Fe, Rafaela, Venado Tuerto y Reconquista. A través de un proyecto de comunicación, el legislador pide conocer qué ocurrió durante enero en relación a la prestación de los múltiples servicios que se realizan en el lugar para “la comunidad e instituciones sociales, así como la gestión de trámites de primera necesidad” como así también la forma en que se brindaron durante este período los servicios habituales descentralizados vinculados a la radicación de industrias, emergencia agropecuaria o climática y al transporte, en especial en los Centros Cívicos más alejados de las dependencias ministeriales localizadas en Rosario y Santa Fe”.

El legislador señaló también que “existe una contradicción en el gobierno provincial. Por un lado, pondera el hecho de que Nación busque la descentralización con el programa que propuso al Congreso de Gabinete Federal, con capitales alternas. Pero busca cerrar un proceso de cercanía que ya lleva años en nuestra provincia y que les ha servido a muchos santafesinos”.

En un parte de prensa difundido, Pinotti indicó que “significaría un enorme retroceso. Allí, los vecinos, las instituciones, las empresas y los gobiernos locales realizan trámites sin tener que trasladarse a Santa Fe o Rosario: una visión de un Estado descentralizado que significa estar cerca del ciudadano, de sus demandas y necesidades”. También se preguntó por el futuro de los empleados. 




Comentarios