En el cierre de su paso por Rafaela, Marcelo Saín mantuvo un encuentro por 3 horas con las instituciones de la ciudad.


En el cierre de lo que fue su paso por la ciudad de Rafaela, el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, mantuvo un encuentro con las instituciones que participan del Consejo Consultivo Social.

Dicha reunión, que duró más de tres horas, fue encabezada por el Intendente Luis Castellano. Tamién participaron el Jefe de la Policía, Víctor Sarnaglia, el subjefe Martín Musuruana, el senador provincial Alcides Calvo, concejales y gabinete municipal.

Saín se llevó un completo panorama de los problemas que aquejan a la ciudad y de la forma en que se viene trabajando. Él, por su parte, explicó las funciones que tienen las “Mesas de Seguridad Institucional“, que ya se crearon en ciudades como Rosario, Santa Fe, Reconquista, Venado Tuerto y Rafaela. “Cada tres meses nos juntaremos con el Intendente y vamos a hacer una suerte de evaluación y de seguimiento de la mesa”.

Objetivos de la mesa

En cuanto a los objetivos que tendrá la Mesa de Seguridad Institucional, dijo que el primero será identificar problemas: “No es tan sencillo porque cada sector tiene su visión. Entonces necesitamos construir una agenda de trabajo en materia de seguridad pública sobre los temas que se deben atender”.

En segundo lugar, se debe determinar “qué se hace con cada uno de los problemas como motochorros, mercado ilegal, narcocriminalidad, venta de droga, o lo que se considere relevante para el lugar. Acá debemos ver cómo se intervendrá en cada una de estas opciones. Esto debe estar coordinado para que funcione”.

Y en función de los objetivos anteriores, “evaluar qué se necesita para concretarlos como la cantidad de efectivos, mecanismos de intervención, materiales, infraestructura, coordinación con otros actores institucionales”. Y señaló que “no siempre la cantidad de efectivos define un buen abordaje del problema”.

También insistió con el “mapeo criminial” o “policiamiento criminalizado“. El concepto es bastante sencillo: poner policías donde haya crímenes. Pero, para eso, es necesario saber dónde están: referenciarlos geográficamente en un mapa. “No se cometen los mismos delitos en todos los lugares y al mismo tiempo. Las intervención que no están focalizadas en esos aspectos, nos impiden a nosotros tener una capacidad de prevención mayor”, indicó. Esta es una forma nueva de trabajo, tanto para la Argentina como para Santa Fe.




Comentarios