El Intendente rafaelino, Luis Castellano, decidió congelar las dietas de todos los funcionarios del Ejecutivo local, por un plazo de 180 días. Lo hizo en el marco del "esfuerzo" al que "están llamadas las distintas esferas de la vida social y económica del país".

Por ahora, el Concejo Municipal de Rafaela no ha adoptado esta medida. Todo lo contrario: luego de recibir una propuesta del partido Unir para congelar sus dietas, rápidamente la pasaron a archivo. "Ni se discutió", dijo a Vía Rafaela una fuente parlamentaria.

El que menos ganaba, cobraba (con la anterior conformación) 105.000 pesos mensuales. El que más, 120.000 pesos. Desde octubre pasado, el Salario Mínimo, Vital y Móvil llegó a $16.875. Eran tiempos en donde la palabra "solidaridad" no estaba tan difundida como ahora.... ¿Cambiarán?

Recordemos que desde julio hasta diciembre de 2018, tanto concejales como funcionarios del Ejecutivo tuvieron los sueldos congelados. Esto fue por decisión de los concejales de Cambiemos, quienes decidieron que ese "ahorro" fuera a reducir el incremento de la Tasa General de Inmuebles por ese período.

La decisión de Castellano

El mandatario local anunció la medida en el marco de la última reunión de Gabinete, realizada este viernes, en donde se analizó los pasos a seguir en cada una de las áreas municipales, luego de haber recibido un Presupuesto 2020 -aprobado por la mayoría opositora- con lo que entendían eran un "recorte a sus funciones".  

El Intendente comentó que "charlamos con todo el equipo y le propuse que hagamos un congelamiento de nuestros sueldos por 180 días debido a la situación social, económica que estamos atravesando en el país".

"Es necesario que nosotros también, desde la política de la ciudad, tengamos un gesto. Que ese gesto sea de austeridad, de comprensión. No importa cuánto significa en el Presupuesto municipal; lo que importa es que podamos llevarlo a cabo por nuestra comunidad", expresó.

Por el otro lado, el titular del Ejecutivo local remarcó que "venimos de reducir nuestro equipo político casi en un 25 por ciento. Significa que el gasto del equipo político, el congelamiento con menor cantidad de funcionarios, nos ubica en, prácticamente, un 25 por ciento menos en el Presupuesto de un año para el otro. Esto es un esfuerzo enorme porque, a quienes están hoy en algún área, se le multiplica la tarea".

"Entiendo, nuevamente, que es algo que nosotros lo entendemos, lo comprendemos así, nos parece adecuado hacerlo y es la propuesta que le hice al Gabinete", finalizó.