Desde Bien Común presentaron en diciembre un proyecto que proponía crear en el Concejo Deliberante una mesa de trabajo. Según indicaron, era para un control permanente del desempeño de la empresa ABSA.

“En nuestro bloque llevamos mucho tiempo insistiendo al oficialismo y al Municipio de que la OMIC actúe legalmente contra las violaciones al contrato de concesión, ya que no se puede cobrar un servicio que no se presta, tal cual lo  marca el artículo 26 de la ley 13133 a la que adhirió el Municipio por medio de varias ordenanzas”, afirmaron desde la bancada vecinalista.

Además, los concejales Schamber, Delle Donne y García, agregaron que “entendemos que las leyes deben ser respetadas en favor de la comunidad y tiene que haber un compromiso claro de todos en el tema, dado que es nuestra  obligación como concejales”.

Por otra parte señalaron que, “las faltas  en la prestación que deben mirarse objetivamente y actuar en consecuencia. Muchos de estos problemas vienen de años y han atravesado a distintos partidos políticos que gobernaron la Provincia”.

Bloque Bien Común Foto: Redacción Vía Punta Alta

Un claro ejemplo de lo anterior es el actual régimen tarifario, que cobra por metro cuadrado y no por consumo. Esto viene de la administración Vidal en 2016 y es algo que no compartimos ya que nos parece sumamente injusto que se le  permita cobrar al que no tiene servicio. Por esto, vemos necesario actuar como rosaleños en vez de poner por delante las identidades partidarias”.

“Queremos dejar en claro que nuestra  propuesta busca el apoyo del resto de los bloques y que finalmente la mesa local del agua se establezca a la brevedad. Desde hace mucho tiempo venimos trabajando e insistiendo sobre está cuestión y lamentablemente nunca tuvimos  acompañamiento del resto de los espacios políticos que integran el Honorable Concejo Deliberante. También resaltamos que si no hay un entendimiento pleno de que debe existir una unidad permanente de todos los sectores los perjudicados seremos los vecinos”, finalizaron.