La Resolución Conjunta 63/2020 del 10 de octubre del 2020 resuelve en su artículo primero implementar los 8 Protocolos, referidos en el “Plan Jurisdiccional de la Provincia de Buenos Aires para un Regreso Seguro a Clases Presenciales”, dentro del mismo, se establece que los docentes establecerán un listado mínimo de útiles de uso individual que en lo posible deberán ser llevados a la escuela por cada estudiante.

De esta forma según manifiestan, “evitarán el traslado de elementos entre la casa y la escuela que no sean indispensables”.

Mochilas

Además, las mochilas, si se llevan a la escuela, deberán ser sanitizadas antes de salir de casa y al llegar del establecimiento educativo. Por otro lado, no podrán ser dejadas dentro del espacio destinado al dictado de clases.

De la misma forma, los abrigos quedarán preferentemente fuera de las aulas para evitar al máximo el contacto con el exterior. Para ello, se recomienda disponer espacios físicos que puedan cerrarse con llave y se ubiquen cerca de los accesos. El cuidado de estos elementos personales será organizado institucionalmente.