Manifestó Martín González, papá del pequeño Alejandro de 5 años. Está desesperado y la IOSFA no llega a darle una solución.


Alejandro González tiene 5 años y fue operado 12 veces de la cabeza, como producto de un ACV antes de su nacimiento, estando en la panza de su mamá. Como consecuencia de su dificultad quedó con una parálisis cerebral. Es integrante de una familia de 5 y tienen un solo ingreso económico, porque gran parte del tiempo se dedican a cuidarlo.

Hace nueve meses comenzó el reclamo a IOSFA

Martín González, papá de Ale le manifestó a Vía, “hace 9 meses empezamos un reclamo con IOSFA porque no entregaba el material y recursos humanos (rehabilitación) vital para mi hijo. Hace 6 meses iniciamos acciones legales contra la misma y ahí todo empeoró”.

Continuó, “desde ese momento mi familia y yo nos sentimos atemorizados ya que la IOSFA inicio una campaña de difamación,y amedrentamiento en conjunto con empresa Genus salud. Esto consiste en que el jefe de la delegación IOSFA Puerto Belgrano eleva notas a la justicia entre las que se destacan que en mi casa ( propiedad privada ) existe acopio de insumos y que tenían fotos para comprobarlo (sensación de que me espían), el cual era realizado por algunos de los enfermeros que atendían a mi hijo (empresa Genus) quién figura también como cuidarte salud”.

Agregó, “así cómo también denunciaron en otro escrito a mi hijo de 4 años por ser peligroso para la salud de Ale, pero el hecho más aberrante fue cuando el día 4 de julio de este año, directivos del IOSFA, mandaron policías a mi casa (con la excusa que se estaba rompiendo una cautelar que el menor corría riesgo) porque me rehusé a dejar entrar en mi casa a un enfermero el cual a mí entender cómo representante del menor, no cumplió su función cuando mi hijo estuvo en riesgo de vida (en el cual me asisten los derechos del paciente, quién puede decidir con quién atenderse sin tener que dar explicaciones)”.

Alejandro

“Desde ese momento nos sentimos con miedo, ya que consideramos una acción desmedida y arbitraria, ya que no se nos contesta las notas pidiendo explicaciones de tal brutal accionar, así como también la empresa Genus jamás nos brindó información acerca de los “profesionales” que asisten a mi hijo dado que ha sufrido 2 accidentes en 15 días y que pusieron en riesgo su vida. Quienes lo salvamos fuimos nosotros, sus padres“, indicó.

Además, “pone trabas para conseguir el aceite de cannabis que tanto necesita mi hijo, dado que cotejando con otros afiliados notamos que se nos exigen formularios innecesarios. Solicitamos a quien corresponda interceder por nosotros y por mi familia, que tanto maltrato a recibido tan solo por reclamar los derechos del menor discapacitado. Solo quiero verlo bien, porque se lo prometí”, finalizó.




Comentarios