El buque estaba fondeado y mantenía una cuarentena preventiva. Ningún tripulante presentó síntomas.


El aviso ARA “Islas Malvinas” arribó el pasado viernes a la dársena de la Base Naval Puerto Belgrano, su apostadero habitual, tras 14 días en cuarentena preventiva.

La medida de permanecer en cuarentena antes de amarrar en la base fue para asegurar que sus tripulantes no fueran posibles vectores de contagio del coronavirus que produce Covid-19.

Ninguno de sus tripulantes presentó síntomas compatibles con los del virus, por lo que las autoridades de la Armada autorizó el ingreso del aviso a la dársena.

La unidad de la Flota de Mar venía de Ushuaia, tras concluir su participación en la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC) con la Armada de Chile, lo que implicó 3 meses fuera de su apostadero habitual y más de 60 días de navegación por aguas del continente blanco.

Durante la cuarentena preventiva, la dotación del aviso realizó un simulacro de evacuación de un tripulante, conforme con el protocolo dispuesto por Organización Mundial de la Salud para este caso.

Fuente: Gaceta Marinera




Comentarios