El pasado domingo Agustín Trotta debió dejar por lesión el clásico antes que terminara el primer tiempo cuando su equipo perdía 1 a 0, tras un par de días y los estudios correspondientes se confirmó el peor pronóstico: rotura de ligamentos de la rodilla derecha.

El jugador, que superó recientemente los 300 partidos en la primera tricolor  y es goleador histórico de la institución, tendrá un largo período de recuperación y se despide del resto de la temporada. 

Momento clave en el partido. El goleador de Rosario Agustín Trotta deja la cancha lesionado