Ante la responsabilidad por parte de cada gobernador sobre las medidas restrictivas durante la pandemia que dejó el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof rápidamente firmó un decreto que permite a la Provincia a suspender las clases presenciales y a extender la prohibición de circulación nocturna.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, brinda una conferencia de prensa para informar las nuevas restricciones en su distrito. (PBA)

Se especifica en el Decreto provincial Nº 178/2021 que fue publicado el viernes como Suplemento del Boletín Oficial, y en él se faculta al Jefe de Gabinete provincial a que “en atención a las condiciones epidemiológicas” pueda ampliar el horario durante el cual se prohíbe la circulación de las 6 horas que se fijó a nivel nacional hasta un máximo de 10 horas.

Así el Gobierno bonaerense podría ampliar las horas en que está limitada la circulación de las jurisdicciones más complicadas, que son las que están en Fase 3, entre las que se incluyen a La Plata, San Isidro, Quilmes, Lanús, Pilar, Malvinas Argentinas, La Matanza, Campana, Cañuelas o Tandil, entre otras.

Por otra parte, el escrito firmado por Kicillof faculta al Jefe de Gabinete y a la Directora General de Cultura y Educación, de manera conjunta, “a suspender en forma temporaria las clases presenciales, así como a reiniciarlas, en función de la evaluación del riesgo epidemiológico”.

De todos modos, el decreto agrega que “en aquellos casos en que resulte necesario disminuir la circulación de personas con el fin de evitar la propagación del virus SARS-CoV-2 y sus variantes, se deberán implementar políticas sanitarias que prioricen el funcionamiento de los establecimientos educativos con modalidades presenciales”.

En su artículo 5, además, el decreto fija que el Gobierno bonarense podrá “adoptar disposiciones adicionales a las dispuestas en el Decreto Nacional N° 235/21, focalizadas, transitorias y de alcance local, con el fin de mitigar en forma temprana los contagios por COVID-19 respecto de los partidos de riesgo epidemiológico alto o medio”.

De esta manera, según información de diario “Clarín”, la Provincia podría decidir limitar ciertas actividades que actualmente están permitidas, si ve que los casos se disparan en alguna jurisdicción.

De hecho, al anunciar las restricciones, Kicillof estableció que los comercios ubicados en jurisdicciones que están en Fase 3 deben cerrar a las 20 y abrir a las 6 de la mañana.

En tanto, para los municipios en fase 5, con menos contagios, la restricción horaria será de 2 a 6 de la mañana. Mientras que para los distritos en fase 4 la restricción será de 0 a 6 de la mañana.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró el viernes que las medidas restrictivas adoptadas “son mínimas”. “Nosotros tenemos que tomar medidas fuertes porque la velocidad de casos e internaciones es muy grande”, sostuvo el funcionario en declaraciones a “Radio Provincia”.

Kreplak advirtió: “Las medidas que se han tomado posiblemente son las iniciales. Se restringieron las actividades que evidentemente había que restringir y ahora habrá que ver si eso es suficiente”.