"El problema no es lo que vamos a hablar, sino lo que vamos a hacer", aseguró el candidato a gobernador de Buenos Aires por el Frente de Todos.


El candidato a gobernador de Buenos Aires por el Frente de Todos, Axel Kicillof, dijo este jueves en Bahía Blanca que “no vamos a hacer un gobierno de marketing sino de la gestión” y afirmó que “el problema no es lo que vamos a hablar, sino lo que vamos a hacer”.

“Yo decía que el 11 de agosto las urnas dijeron varias cosas, queremos soluciones y no queremos más marketing, acusaciones, trolls, no es eso”, expresó Kiciloff.

El candidato a gobernador afirmó que “el mensaje es bastante claro, nosotros no veníamos haciéndolo, menos vamos a hacer ahora” e indicó que llama su atención “que todavía sean esos los caminos que quiera transitar el oficialismo en el tramo final de la campaña”.

Tenemos muchísima expectativa en este proceso de recuperación que pensamos encarar a partir del primer día de gobierno“, agregó.

(Twitter: @fsusbielles)

Kiciloff hizo declaraciones en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por el candidato a intendente por el Frente de Todos, Federico Susbielles y los senadores provinciales por la Sexta Sección, Ayelén Durán y Marcelo Feliú, en un hotel céntrico de la ciudad.

El candidato a gobernador bonaerense aseguró que se van “a poner a trabajar para revertir lo más rápidamente esta situación que genera sufrimiento, desesperación y no puede más”.

“En la Argentina está ocurriendo una verdadera tragedia industrial, es diario, cotidiano, empresas medianas y grandes de la provincia que sucumben, que quiebran, cierran sus puertas, suspenden y echan gente”, afirmó.

En ese sentido, sostuvo que “hay que detener lo antes posible y es la propuesta para los primeros días de gobierno, de detener la sangría a nivel productivo, industrial, laboral” porque, consideró, “atrás de cada uno de esos emprendimientos hay familias, ciudades y pueblos que pierden fuentes de trabajo”.




Comentarios