La directora del Hospital de Fátima, Marta Ruíz, dialogó con Misiones Online TV sobre la reactivación del área en esta nueva normalidad y destacó el trabajo del personal de la Salud en pandemia. Habló también sobre la vacunación Covid-19 y agradeció al Gobierno provincial por el apoyo recibido.

Ya estamos un poco más descontracturados en el trabajo y viendo la situación epidemiológica en la provincia y en el hospital puntualmente, por ello decidimos habilitar este nuevo servicio”, manifestó Marta Ruiz, directora. Comentó que desde hace un tiempo habilitaron las consultas a diversas especialidades que no tienen que ver específicamente con la cuestión respiratoria, como ser traumatología: “Nos quedaba pendiente el área quirúrgica”.

Con respecto a la organización de la agenda en esta etapa de reactivación, indicó que continuarán estableciendo un orden prioritario. Recordó que durante los meses más complicados de la pandemia sólo atendían aquellas urgencias y trabajaban en conjunto con el Hospital Madariaga, de mayor complejidad.

“Durante este tiempo trabajamos conjuntamente con el tercer nivel. Los casos que pudieron esperar los estamos convocando hoy. En este momento son prioridad todos aquellos que habían quedado en lista de espera”, señaló.

Explicó que el Hospital de Fátima es un nosocomio de complejidad intermedia y que en el sector brindan atención con cirugías de vesícula, hernias, ligaduras tubarias y vasectomías, además de intervenciones menores traumatológicas.

Marta Ruíz, directora del Hospital de Fátima.

En este camino hacia la nueva normalidad, Ruíz celebró los beneficios de la vacunación contra el coronavirus en Misiones y de las medidas paliativas como ser la higiene constante de manos y el distanciamiento social. “La vacuna fue un antes y después. Al ir teniendo mayor apertura de las actividades, vemos que la gente retomó las suyas pero que también aprendieron otra normalidad que tiene que ver con manejarse con el protocolo. Esto mejoró muchas patologías”, precisó.

Sobre los trabajadores de la Salud y su labor imparable, especialmente a lo largo de estos últimos años, sostuvo que transcurrieron dos etapas diferenciadas en lo que hace a su desempeño en pandemia: “Hubo una primera etapa de incertidumbre, miedos y de superar nuestras propias barreras por la falta de información. Luego, con los protocolos, el uso de los equipos protectores y las capacitaciones, logramos superarlo. La otra etapa, de mayor tranquilidad, llegó con las vacunas”, expresó.

Tras un año, se reactivó el área quirúrgica del Hospital de Fátima.

En esa misma línea, agradeció los esfuerzos realizados desde el Gobierno provincial para la inmunización de la población. “Hicieron un gran esfuerzo para mantener el cordón sanitario con protección para los misioneros”. Teniendo en cuenta que se trató de una situación impensada, con la reactivación de las distintas áreas, dentro del hospital fue necesario un reordenamiento para ajustar los trabajos y así mejorar el servicio para la población”, explicó.

“Nos estamos reorganizando y la idea es seguir dando más respuestas. Nuestra población objetivo está en el municipio de Garupá y durante la pandemia pudimos tener mayor infraestructura y equipamiento en un gran esfuerzo de la provincia para ese momento”, cerró.