La madre de la adolescente de 15 años acusa a la pareja de la chica de haberla asesinado.


Rita Sofía Gallardo, la beba de 11 meses, que llegó muerta este sábado al Samic de Oberá, fue entregada a su abuela María Lloret para su inhumación.

Lloret afirmó a medios locales que Isaías B, de 19 años, la pareja de su hija de 15 años odiaba a la beba y esta le tenía terror. Al parecer no era su padre biológico como él mismo afirmó en un primer momento.

“No quiero que él salga y creo que ella va a salir en libertad”, dijo la abuela Lloret. La justicia mantiene presos a la mamá adolescente, a su pareja de 19 años y a un hermano de este de 14 años.

Los vecinos de Villa Sommer, municipio de Guaraní, relataron que Rita vivía un calvario. Lloraba en forma permanente, no la alimentaban, mientras su madre y los dos hermanos comían papa y arroz.

En el Hospital Samic, la médica pediatra de turno comprobó que Rita tenía una fractura de cráneo, golpes en todo el cuerpo, quemaduras de cigarrillos y un corte en la espalda.

La mujer dijo que hacía unos 10 días que había perdido contacto con su nieta, su hija y su compañero. Ella no cree que su hija sea culpable, sino que responsabiliza al hombre que la acompañaba.

María Lloret dijo que según su hija todo estaba bien entre ellos y que Isaías quería a su nieta. Sin embargo, confesó, ella sospechaba que no era así.

En el Samic informaron que el 31 de enero pasado, la niña ingresó al mismo nosocomio con una fractura de cráneo, producto supuesto de un accidente de tránsito, según relataron los jóvenes.






Comentarios