Las piezas son de madera pintada y pertenecen a imágenes de los santos San Roque y Santa Teresa. Son de la Colección Moguel Nadasdy y se encuentran en los museos de San Ignacio y Guacurarí, de Posadas.


Piezas históricas del Museo Guacurarí de Posadas, a las que pertenecen, volvieron por unos días para ser exhibidas a su pueblo guaraní-jesuítico. Son colecciones de Miguel Nadasdy que hoy son propiedad de museos de Posadas y de San Ignacio. 

Son imágenes religiosas del período jesuítico que representan a San Roque y a Sant Teresa, y que en el inventario pertenecen a la localidad de Corpus.

Sin embargo las dos imágenes deberán regresar a Posadas para ser resguardadas por el Museo Guacurarí y a la Colección Nadasdy de San Ignacio.

“Dos piezas del Museo Guacurarí en Posadas y una del Museo Nadasdy de San Ignacio van a ir a la reducción de Corpus Christi en préstamo, porque son de esa reducción”, contó a El Territorio Zulma Pittau, subsecretaria de Revalorización Cultural y Museos.

Se trata de imaginería que pertenece a la denominada Colección Miguel Nadasdy, que ese coleccionista reunió y en la década del 70 donó al Estado provincial con la condición que éste la resguarde y exhiba, informó el diario El Territorio.

Lorena Salvatelli, doctora en Arqueología y trabajadora del Museo Guacurarí, mostró las figuras, San Roque y Santa Teresa, que en los próximos días volverán a su tierra de origen.

“Las dos imágenes que pertenecen a esa colección son San Roque y Santa Teresa, que en el inventario aparecen como pertenecientes a la localidad de Corpus. Él -Nadasdy- hizo un inventario de todo lo que donaba y estas en particular son de madera maciza pintada. Pero no hay demasiadas descripciones sobre el lugar específico donde se pudieron haber encontrado”, explicó la especialista.

“No se sabe dónde se pudo haber encontrado esto porque él lo que hacía era más que nada una recolección de los materiales. No hacía trabajo arqueológico. Muchas veces había familias que tenían las imágenes o los materiales y él les compraba o los intercambiaba por productos o comidas. A él le importaba la colección por el valor histórico, no lo económico. Por eso hizo tan grande su recopilación”, indicó Salvatelli.

Por su lado, Estela Garma, restauradora, museóloga y vecina de Corpus, dijo que habló con Zulma Pittau sobre la posibilidad de que alguna de esas piezas, sobre todo lo que es imaginería religiosa, pudieran estar en Corpus.

“Para nosotros en Corpus es una acción más que relevante y se da en el contexto que el municipio tiene las condiciones para darles seguridad y conservación, estamos felices. De otra manera no tendríamos este tipo de piezas, ya que es muy complejo rescatar vestigios de madera”, sostuvo.

Vecino consciente Miguel Nadasdy fue un sastre rumano de alto nivel que llegó a la Argentina huyendo de la Segunda Guerra Mundial. Se asentó primero en Buenos Aires, donde vistió a figuras del espectáculo, como Luis Sandrini. Además vivió en Asunción, Paraguay, y cuando conoció a una misionera, Eulogia Suárez, se instaló en la tierra colorada y tuvo residencia en Eldorado, Corpus y San Ignacio.

El primer Museo Guacurarí se fundó en noviembre de 1978 en el barrio El Palomar, de Posadas, con la colección Nadasdy y otros objetos de donaciones y excavaciones y al año siguiente se logró comprar el libro Explicación de el Catechismo en lengua guaraní, de Nicolás Yapuguay.

“Recién en 1983 el museo se muda acá (calle General Paz 1865, de Posadas). También Nadasdy dona su casa particular a la Provincia, por lo cual se crea el Museo Casa Nadasdy en San Ignacio. Entonces esta colección de Nadasdy se dividió en dos, parte quedó acá y parte se la llevó a su casa”, finalizó Salvatelli.




Comentarios