Personal de la Policía Federal ubicado en el control sobre la ruta nacional n° 12 a la altura de Garupá, en las últimas horas realizó un procedimiento por contrabando – ley 22.415 – por el traslado de cigarrillos de procedencia extranjera, sin aval aduanero.

Lo secuestrada alcanzó a quinientos cartones (500), un total aproximado de diez mil (10.000) atados de cigarrillos. La mercadería era transportada en un  taxi donde viajaban dos personas quienes quedaron a disposición de la justicia.

El monto de lo secuestrado según el valor aportado por la dirección general de aduana, oscila en los seiscientos cincuenta mil pesos ($650.000). en el hecho interviene el juzgado federal de posadas.