Héctor Mendoza de 23 años pelea por su vida en el Hospital Madariaga del Posadas. Debieron operarlo de nuevo por una peritonitis no diagnosticada.


En la pelea ocurrida a principios de mes en una fiesta estudiantil el saldo fue de varias personas heridas. Entre ellas, el más grave es Héctor Antonio Mendoza de 23 años que continúa en coma e internado en Posadas.

Los médicos del Hospital Escuela “Dr. Madariaga” le indujeron un coma farmacológico. Pero su estado se agravó en las últimas horas y debió ser operado de nuevo.

La nueva cirugía se realizó porque Héctor sufre una infección producida por un cuadro de peritonitis mal diagnosticado.

Esto generó la queja de su padre, Carlos Mendoza, quien atribuyó mala praxis a los médicos que primero atendieron a su hijo. Luego del incidente, Héctor Mendoza fue conducido al Samic de Oberá y luego derivado a Posadas.

Mientras tanto solo continúa detenida una chica de 18 años Camila N., mientras que fueron liberados otros cinco demorados, todos menores de 17 años. El incidente ocurrió el pasado 5 de julio, en el salón deportivo de la Facultad de Ingeniería de Oberá.

La liberación fue dispuesta por el Juzgado de Instrucción Uno, a cargo de la jueza de Feria Adriana Zajaczkowski. Mientras que la joven Camila N.(18) continúa detenida.





Comentarios