Miles de militantes y simpatizantes del Frente de Todos se acercaron a la Plaza de Mayo este miércoles para participar del acto con el que el oficialismo respaldó la gestión del presidente Alberto Fernández, quien fue el único orador en la tarde.

Con banderas y bombos, los manifestantes empezaron a llegar a la zona del centro porteño en horas del mediodía. Y columnas de agrupaciones se acercaban desde el sur, norte y oeste del Gran Buenos Aires.

Alberto Fernández negó la derrota y puso la mira en 2023

El presidente Alberto Fernández afirmó que se inicia una “segunda etapa” del Gobierno, que empezará “con toda la fuerza para levantar lo que haya que levantar en Argentina”.

”Las urnas de las PASO nos dejaron un mensaje y nosotros escuchamos ese mensaje; también oímos el mensaje de las elecciones del domingo; tengo muy en claro que hay mucho por hacer y hay muchos que están esperando que este Gobierno haga mucho más y lo vamos a hacer porque tenemos la voluntad de hacerlo”, expresó el Presidente, en Plaza de Mayo en el acto por el Día de la Militancia.

Fernández criticó a quienes antes de las elecciones legislativas vaticinaron un estallido en la Argentina o difundieron versiones desestabilizantes y les advirtió que los peronistas “demostramos una vez más”, con la Plaza llena, que “no nos han vencido porque tenemos más ganas que nunca”.

El Presidente que está acá es que eligió el pueblo”, dijo.

Cristina Kirchner, la gran ausente del acto en Plaza de Mayo

La gran ausente en la jornada fue la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien continúa recuperándose de una operación a la que fue sometida hace dos semanas. Sí estuvieron el diputado Máximo Kirchner y su agrupación política, La Cámpora.

Los primeros grupos de militantes del Frente de Todos comenzaron a acercarse esta mañana a la zona de la Plaza de Mayo, donde se encuentra emplazado el escenario central del acto por el Día de la Militancia, que tendrá esta tarde como único orador al presidente Alberto Fernández. (Télam)

El propio presidente Fernández fue quien convocó a esta movilización en la noche del domingo, desde el búnker del oficialismo que fue montado en el Centro Cultural C, en el barrio porteño de la Chacarita.

Allí el Presidente pronunció la frase sobre el presunto “triunfo” del oficialismo que generó revuelo porque los datos de las elecciones a nivel nacional arrojaron que el opositor Juntos por el Cambio obtuvo dos millones de votos más que el Frente de Todos.

“Gracias a los militantes que hicieron un esfuerzo inconmensurable para llegar a la casa de cada vecino. Por eso les pido que el próximo miércoles, que recordamos el día de la militancia, llenemos la Plaza de Mayo y celebremos este triunfo como corresponde”, había dicho Fernández.

Desde el Gobierno aclararon luego que vivieron como una victoria la remontada en la provincia de Buenos Aires que sirvió para achicar la diferencia de 4,35 puntos porcentuales en las Primarias a poco más de 1 punto en las legislativas del domingo.

Para asegurar una gran afluencia de público, los sindicatos que forman parte de las centrales CGT y CTA pusieron a organizar distintas columnas de manifestantes en los días previos. Y esto fue informado al jefe de Gabinete, Juan Manzur, en una reunión el martes.

Manzur recibió en su despacho a la nueva conducción de la Confederación General del Trabajo, conformada por Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano. Allí hubo un análisis del escenario poselectoral.