Jubilaciones: fin de la fórmula de movilidad y aumentos por decreto

Así lo establece la Ley Ómnibus que envió el presidente Javier Milei al Congreso. Además, se propone que el Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS) sea administrado por el Tesoro.

Cambios en las jubilaciones. Foto: Orlando Pelichotti
Cambios en las jubilaciones. Foto: Orlando Pelichotti Foto: Orlando Pelichotti

La Ley Ómnibus que el presidente Javier Milei envió el miércoles al Congreso de la Nación confirma la decisión de ponerle fin al actual esquema de actualización de las jubilaciones para que los futuros aumentos se definan por decreto.

El Capítulo III del extenso texto se refiere a la Movilidad de las Prestaciones y propone “suspender la aplicación del artículo 32 de la Ley N° 24.241, sus complementarias y modificatorias”.

Así, el presidente Milei busca dejar sin efecto la ecuación que el Congreso de la Nación aprobó a fines de 2020 y que establece que las actualizaciones se hacen de manera automática, cada tres meses, según la evolución de los salarios y la recaudación de la Anses.

“Hasta tanto se establezca una fórmula automática, el Poder ejecutivo nacional podrá realizar aumentos periódicos atendiendo prioritariamente a los beneficiarios de más bajos ingresos”, indica el proyecto y confirma así la voluntad de otorgar las actualizaciones de manera discrecional, por decreto.

Asimismo, el texto pide que el Congreso le entregue las facultades al Poder Ejecutivo “a establecer una fórmula automática de ajuste de las prestaciones mencionadas en los incisos a), b), c), d), e) y f) del artículo 17 de la Ley N° 24.241″. Es decir, la prestación básica universal, la prestación compensatoria, el retiro por invalidez, la pensión por fallecimiento, la prestación adicional por permanencia y la prestación por edad avanzada.

El escrito aclara que el Gobierno nacional definirá esa ecuación “teniendo en cuenta los criterios de equidad y sustentabilidad económica”.

Sin detalles sobre los aumentos

En una de las primeras entrevistas que concedió como ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo justificó la decisión. “Lo que estamos haciendo en realidad es proteger al jubilado. La fórmula jubilatoria claramente no funciona. Los jubilados cobran algo realmente bajo. Si siguiéramos con esta fórmula, en los próximos cuatro meses, cobrarían entre un 25% y un 40% de lo que reciben hoy”, dijo.

Pero el megaproyecto no incluyó cuáles serán los criterios para promover la actualización de las jubilaciones, ni cada cuánto se otorgarán los aumentos.

En el escrito, el Gobierno nacional ratificó que priorizará la mejora para quienes perciban menores ingresos. A saber, el 40% de los casi 6 millones de jubilados percibe el haber mínimo, que en diciembre se ubicó en $105.713 brutos ( sin bonos).

En otro tramo del proyecto, la administración de Milei establece “la transferencia de los activos del Fondo de Garantía y Sustentabilidad creado por el Decreto 867/07 al Tesoro Nacional”.

El FGS actualmente es administrado por la Anses. Se trata de un fondo multimillonario que, según los últimos datos oficiales, alcanzó los US$ 76.000 millones.

Desde la Anses resaltaron que el FGS creció 117% en los últimos cuatro años. De avanzar el proyecto de Milei, esas partidas quedarán en manos del ministro Caputo.

Temas Relacionados