Con las PASO en la mira, las provincias arman agenda electoral diferenciada al Gobierno

Los gobernadores evalúan posibilidades de cara a las PASO 2023. (Foto: Archivo)
Los gobernadores evalúan posibilidades de cara a las PASO 2023. (Foto: Archivo)

Almanaque electoral 2023. La mayoría de los gobernadores desdobla la elección provincial de la presidencial. Apoyo a suspensión de las PASO

Las incertidumbres del oficialismo de cara a las presidenciales de 2023, van conduciendo a los gobernadores peronistas o aliados del Frente de Todos a delinear calendarios electorales locales separados al nacional. Mientras tanto, continúan las versiones sobre la suspensión de las PASO para 2023, pese a que aún no se presentó en el Congreso ningún proyecto de ley al respecto.

La última semana del mes arrancó con una versión de fuentes parlamentarias: Sergio Massa quiere el apoyo legislativo para suspender las PASO. El ministro de Economía cree razonable ahorrar los 20 mil millones de pesos que suponen las PASO presidenciales, más en el contexto de crisis y estrechez de la economía doméstica. Varios gobernadores están de acuerdo: al ahorro del Estado nacional, le suman la inconveniencia para las provincias de un mal resultado del Gobierno nacional en las PASO de agosto de 2023. Todos buscan preservar su territorio de posible malas noticias electorales.

Los gobernadores que, con margen legal para accionar, pueden desdoblar, buscan eso: despegarse de las elecciones del Gobierno nacional. No ven por ahora que el Frente de Todos pueda ofrecer una fórmula presidencial muy competitiva como para traccionar en los territorios provinciales.

Sergio Massa (Foto: Federico López Claro / Archivo)
Sergio Massa (Foto: Federico López Claro / Archivo)

El año próximo se votará a gobernador en 22 de los 24 distritos. Santiago del Estero y Corrientes tienen calendarios desacoplados.

En 2019, solo Buenos Aires, CABA, La Rioja y Catamarca alinearon sus elecciones a gobernador con la presidencial del 27 de octubre. La Ciudad de Buenos Aires, que por ley vota de manera desdoblada, terminó plegándose a las nacionales en un intento de reforzar las chances reeleccionistas de Mauricio Macri.

Pero para el 2023, todo indica que Catamarca y La Rioja van a anticipar sus elecciones a gobernador a la presidencial de octubre de 2023. Este lunes, fuentes de la gobernación de Catamarca dijeron a este medio que, pese a no estar definido, “se está evaluando desdoblar y llevar para marzo la elección provincial”. El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, no lo comunicó formalmente pero, a diferencia de 2019, esta vez también optará por separar la elección provincial de la nacional. Quintela ya planteó al ministro del Interior, Wado de Pedro, su aval de suspender las PASO nacionales de 2023. Por razones económicas, sostuvo, en línea con los deseos del ministro Massa.

La provincia de Buenos Aires, por ley, tiene elecciones simultáneas con la Nación. El gobernador Axel Kicillof tampoco tiene los votos suficientes en la legislatura bonaerense como para forzar un cambio de fecha. Esto en el caso de que lo quisiese: por ahora, nadie en el kirchnerismo se pronunció por la necesidad de separar fechas provinciales con nacionales. Menos sobre la suspensión las PASO, como quiere Massa y también lo sugirieron algunos gobernadores.

CABA es una incógnita y la fecha dependerá de la interna de Juntos por el Cambio y cómo resuelve dirimir la sucesión de Rodríguez Larreta.

El resto de los distritos tiene encarrilado su almanaque: habrá desacople con la elección presidencial. En algunas provincias porque lo indica la ley; en otras, por decisión política.

En Tucumán, el gobernador interino Jaldo, en sintonía con el jefe de gabinete nacional, Juan Manzur, ya anunció que se votará en junio.

En las también provincias oficialistas o aliadas como Salta, Formosa y Misiones, se votará de manera desdoblada a la elección nacional.

Desde la oposición, lo mismo hará el radical Gerardo Morales en Jujuy. Mayo o junio. Mendoza tampoco votará en sintonía con la Nación.

San Juan eliminó la PASO provincial y también irá a las urnas en fecha distinta a las presidenciales.

Las constituciones de Chaco, de Tierra del Fuego y de Santa Fe, imponen elecciones desacopladas con la Nación. El gobernador de Entre Ríos, el peronista Gustavo Bordet, tiene hasta enero para convocar a las elecciones para la gobernación. Irá por una fecha distinta a las presidenciales. Se descuenta que en Córdoba se apostará por las elecciones separadas, igual que Neuquén, Chubut, Río Negro, La Pampa y San Luis.

Con los esquemas electorales de sus distritos prácticamente definidos, muy pocas provincias, entonces, votarán sus gobiernos el mismo día que las presidenciales de 2023. Tomados ya los recaudos de separar sus suertes electorales a las de la Nación, varios gobernadores no ven mal agregar al menú la suspensión de las PASO nacionales: ¿los distritos podrían recibir algo de los 20 mil millones de pesos que ahorraría la administración nacional?

Los gobernadores también saben que además del re-direccionamiento de los fondos electorales, la suspensión de las PASO golpea más a Juntos que al oficialismo. En el PRO hay varios pre-candidatos (Rodríguez Larreta, Bullrich, el mismo Macri expectante); igual en la UCR (Morales, Cornejo y Manes). Hasta ahora, las PASO resultaron una eficaz herramienta ordenadora para la coalición.

Temas Relacionados