General Lavalle se vio conmocionado tras el fallecimiento de un pequeño de sólo un año, que se ahogó tras caer a una pileta. El hecho ocurrió el pasado lunes a kilómetros de la zona urbana.

Según precisó la Policía local, el niño cayó a una pileta de un establecimientos rural y no pudo sobrevivir.

El medio Nexos del Sur detalló que el pequeño fue trasladado en estado grave al Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto, donde constataron su muerte.

El hecho, que ocurrió a unos tres kilómetros de la zona urbana, es investigado por la Fiscalía de Laboulaye.