El caso del médico falso, Ignacio Martín, continúa en proceso judicial y ahora, quienes se refirieron al hecho, fueron representantes de la ciudad de Río Cuarto. Fue el secretario de Salud de la Municipalidad riocuartense, Marcelo Ferrario, quien apuntó como responsable de la situación al COE Central.

Desde la Provincia aseguran que Martín (19) entró al COE como voluntario en mayo y que sólo cumplió tal función. Pero, en Río Cuarto son numerosos los vecinos que aseguran que los atendió como médico a domicilio y que se manejaba con una ambulancia municipal.

Él venía dentro de un equipo (del COE) y el mismo equipo lo presentaba como médico. Y no fue el único que llegó (a Río Cuarto). Semanalmente venían dos o tres médicos, estaban en el seguimiento telefónico (…). Venía con una función determinada por el mismo COE y esa es la que cumplió dentro de este equipo que vino a colaborar para contener el brote”, declaró Ferrario a Canal 13 de Río Cuarto.

Martín llegó con el COE en septiembre a la ciudad. Cuando los llamados “cazadores de virus” se retiraron, él se quedó y comenzó a prestar servicios al municipio. El gobierno local reconoció que le pagó más de 80 mil pesos por atender las guardias de un dispensario y que también estuvo en el consultorio médico donde se hacen revisaciones para licencias de conducir.

Ferrario insistió con que Martín “nunca fue contratado por la municipalidad”. Argumentó que sólo habría sido “prestador de servicios” en la urgencia que implica la Pandemia. Dijo que, como a otros médicos, le exigieron la documentación correspondiente.

Explicó que Martín presentó el DNI (que tenía el número cambiado, para parecer de más edad), su carnet del Consejo de Médicos (una fotocopia adulterada, donde figuraba con un número de matrícula que pertenece a otra persona) y su inscripción en la AFIP (curiosamente fechada hace cinco años). Pero recién a fines de diciembre se dieron cuenta de que “evidentemente eran falsos”.

No es que él ingresó y no presentó ningún papel. Todo lo que presentó en su momento, en los ámbitos correspondientes, nosotros lo hemos presentado en la Justicia para que investigue y sea ella quien determine las responsabilidades”, se defendió el funcionario.

El secretario de Salud de Río Cuarto aseguró a Telediario que las funciones que Martín cumplió en la ciudad “son las mismas que venía desempeñando en el COE” en las más de 15 localidades en las que se propagó el coronavirus, desde Villa Dolores hasta el corredor ruta 9, Oliva, Oncativo, Villa María, Mackenna y Río Cuarto, entre otras.

Son tres los fiscales que investigan el accionar de Martín. En Córdoba, se trata de esclarecer si estafó a una mujer con la tarjeta de crédito, si tuvo una empresa de paramédicos trucha y si se hizo pasar por inspector municipal.

En Río Cuarto, el fiscal Pablo Javega lo tiene imputado y con prisión preventiva como presunto autor de usurpación de título y ejercicio ilegal de la medicina, uso de documento privado falso, defraudación calificada, uso de documento público falso, falsedad ideológica y defraudación calificada en grado de tentativa.

Por otra parte, el fiscal Daniel Miralles, investiga una denuncia formulada por concejales radicales que pidan que se esclarezcan responsabilidades políticas de la Provincia y el municipio ante el accionar del falso médico.

Las palabras de Almada

El 28 de enero, cuando el Consejo Médico de Córdoba confirmó que Martín no estaba matriculado y utilizaba la matrícula de otra persona, Diego Almada, titular del equipo de los llamados “cazadores de virus”, habló con La Voz del Interior. El funcionario dijo que, al conocer el tema, el 22 de diciembre, el secretario Pablo Caravajal, del Ministerio de Salud de la Provincia, realizó una denuncia en la fiscalía de Distrito 3 Turno 2 de la ciudad de Córdoba.

“Fue una situación muy dolorosa y sorpresiva para todo el equipo, inmediatamente nos pusimos a disposición del Consejo de Médicos y estamos esperando que la Justicia investigue. Nadie podía creer lo que estaba pasando, él se incorporó como voluntario y después vino con un carnet de médico, con sello y todo. Nos debe haber presentado documentación apócrifa”, expresó Almada.

El responsable del COE en los distintos brotes de Covid-19 en la Provincia, pidió “perdón” y aseguró que en el Centro de Operaciones Tácticas (COT), Martín realizaba “tareas de coordinación”. “Cuando el equipo del COE Córdoba se retiró de Río Cuarto, él se quedó en la ciudad, desconozco qué tareas hizo para el municipio, pero fue ahí que se detectó alguna inconsistencia y la documentación falsa”, dijo Almada.